Cinco alternativas a la vela con olor a vagina que vende Gwyneth Paltrow

Hemos encontrado cinco velas que huelen a lo que huele 'This Smells Like My Vagina', la última viralidad de Gwyneth Paltrow. Que no a su vagina.

vela vagina
La vela de Heretic propone desear olores indeseables.

Esta vela no huele a la vagina de Gwyneth Paltrow. La vela de Paltrow olerá a lo que huelen las vaginas. A las vaginas de quienes recomiendan los baños de vapor para vaginas. Esta vela huele a bergamota, geranio cedro, rosa de Damasco y semilla de hibisco. Huele, explica la descripción, a lo que debería oler “un ramo de rosas envuelto en ante”.

Pero de esta vela, cuyo nombre en español se traduciría por "Así huele mi vagina", se ha dicho que huele como los genitales de la actriz de El talento de Mr. Ripley. Internet la ha disfrazado de click-bait. “Se agota la vela que huele como la vagina de Gwyneth Paltrow”. El titular escandaloso encajaba. La empresa de la actriz ya los había ocupado antes por recomendaciones que médicos y nutricionistas se encargaron de despedazar. La relación de Paltrow con la vela es comercial. This Smells Like My Vagina se puede comprar a través de Goop, la plataforma de estilo de vida que, desde hace años, la californiana preside. Su creadora original es Heretic, una firma de fragancias estadounidense en la que los nombres de los perfumes pisan los pasos de Tom Ford o Nars. Tras etiquetas como Florgasm o Smudge (mancha, borrón), ocultan combinaciones de esencias embriagadoras.

This Smells Like My Vagina se agotó en unas horas. De la web de Heretic y de Goop desaparecieron las existencias en menos de un día. Los conocidos de Paltrow, como Derek Blasberg, jefe de belleza de YouTube y amigo-bolso de las famosas hollywoodienses, mostraron la vela en Instagram y, como buñuelos en una feria, comenzaron a surgir los comentarios, los de dónde es-lo necesito ya y los titulares. La vela, a sus 75 dólares, se esfumó de los almacenes.

Pero tenemos la alternativa. Hemos encontrado cinco velas que huelen a lo que huele la última viralidad de Gwyneth Paltrow. Que no a su vagina.

La marquise, de Cire Trudon

Este modelo de Trudon, inspirado en los boudoirs, concentra, como This Smells Like My Vagina, lo cítrico y lo empolvado. Sus notas de salida son la citronela, el limón y la verbena. En el corazón, la rosa. En la base, el palo de rosa y la madera de cedro. Su precio es de unos 50 €.

Lazy Sunday Morning, de Replica (Maison Margiela)

En su nombre está su inspiración. La vela de Maison Margiela convierte en esencia las mañanas de domingo. La flor de naranjo y la rosa se envuelven en almizcle blanco, pachuli, pera e iris. Precio: 50 €, aproximadamente.

Rosalita, de Boy Smells

Rosalita evoca, cuenta Boy Smells, “el espíritu del romance”. En un vaso diseñado con las pinturas de Will Cotton en mente, los pétalos de rosa turca, el azafrán español, el cuero, la madera de cedro y el ámbar se mezclan con zarzaparrilla negra. Precio: unos 30 €.

Aubépine, de Diptyque

Fue una de las primeras creaciones de la firma francesa. Aubépine combina el espino de rosa con almendra y polen. La encuentras, en su talla mediana, por 50 €.

Burning Rose, de Byredo

Las rosas de Byredo, como las de Heretic, se envuelven en cuero. Los pétalos de rosa anuncian la salida. El cuero, la violeta y el absoluto de rosa conforman el cuerpo de las notas olfativas. Las maderas de ébano y abedul, la base. Su precio es de 36 €.

Charo Lagares

Charo Lagares

Iba para registradora y le dio por pensar que el dinero no daba la felicidad. Ahora quiere ser como Dorothy Parker. Solo ha conseguido sus ojeras.

Continúa leyendo