Vídeo de la semana

Más de 10 trucos para ahorrar en la nueva factura de la luz

Cómo ser más eficiente en el uso de la electricidad y al menor coste posible es el nuevo objetivo que tenemos que cumplir si queremos evitar que nuestro bolsillo se resienta en exceso.

ahorrar factura luz
Pexels

"A quien madruga el kilovatio le ayuda", "quien madruga, centrifuga",… Estos son algunos de los 'nuevos refranes' más virales desde que el pasado 1 de junio entrase en vigor la nueva facturación de la electricidad. Y es que si atendemos a la nueva tarifa por tramos, si queremos ahorrar o no gastar en exceso debemos cambiar algunos de nuestros patrones de consumo.

Con esta nueva tarifa de la luz se busca cumplir un doble objetivo: que el usuario pueda ahorrar en la factura y también que sea más proactivo a la hora de reducir el consumo de energía necesario en casa, para que la contaminación derivada de su empleo repercuta de forma mínima en el entorno. La paradoja es que esta nueva tarifa establece su tramo de menor coste entre la medianoche y las 8 de la mañana de lunes a viernes - así como durante los fines de semana -, horario que coincide con el descanso de la inmensa mayoría de los usuarios. Si tenemos en cuenta que ya nos encontrábamos en máximos históricos del precio de la luz antes de estas novedades, la necesidad de reducir todo lo posible este coste se plantea como prioritaria.

¿Qué podemos hacer para que esta nueva realidad no cambie de manera drástica nuestro consumo de energía eléctrica y tampoco afecte a nuestra economía? Los expertos de Tuandco.com recomiendan seguir estas ocho pautas clave para que los usuarios podamos cumplir, de la misma forma, nuestro doble objetivo: gastar menos sin tener que poner lavadoras de madrugada.

factura luz tramos
Pexels

- Adaptar la potencia contratada a las necesidades reales. La potencia eléctrica determina el número de electrodomésticos que pueden estar conectados al mismo tiempo en un hogar sin sufrir un corte de luz. En este sentido, si tenemos contratada una potencia superior a la que realmente necesitamos, estaremos pagando de más todos los meses.

- Desplazar el consumo a periodos fuera de las horas punta. Las horas punta se establecen entre las 10 y las 14 horas y las 18 y las 22 horas. Entre las 8 y 10 de la mañana, las 14 y 18 horas, y las 22 y 00 horas se consideran 'horas llanas' y el coste de la tarifa baja. La franja horaria que se prolonga desde la medianoche y las 8 de la mañana, también conocida como 'tarifa valle', es la más económica y, según los expertos, permite un ahorro de hasta 38 euros al año.

- Es muy aconsejable contar con programadores en los aparatos eléctricos. Esta herramienta permite su funcionamiento durante las horas económicas. En la actualidad, gran parte de los electrodomésticos disponen de este sistema de inicio en diferido para empezar a funcionar justo cuando empieza la tarifa valle. Si no se dispone de electrodomésticos que incluyan esta función, la alternativa es utilizar enchufes programables.

- Es posible ahorrar hasta 300 euros anuales si no se encienden varios aparatos eléctricos a la vez, lo que permitiría ajustar la potencia contratada.

- Apagar la función standby de dispositivos como aparatos de música, televisores y ordenadores de escritorio, y desenchufar todo aquello que no se esté utilizando. Los aparatos apagados continuan consumiendo energía mientras están conectados a la corriente, generando un gasto innecesario.

factura luz planchar
Pexels

- La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) destaca que la plancha es uno de los electrodomésticos que más consume. Por tanto, se recomienda desplazar esta tarea a la tarifa llana diaria o a la tarifa valle de los fines de semana - porque el descanso debe ser prioritario a planchar de madrugada - y encender la plancha solo cuando tengamos ropa acumulada, en lugar de hacerlo un rato cada día para planchar lo que nos vamos a poner. También conviene tener muy en cuenta los trucos para conseguir que la ropa termine lo menos arrugada posible después de lavarla y tenderla.

- A la hora de cambiar de electrodomésticos conviene elegirlos de las categorías A o B porque son más eficientes. Como dato, un frigorífico de clase B gasta tres veces menos al año que uno de clase G.

- Apostar por aparatos eléctricos capaces de hacer frente a esta nueva factura con mayor solvencia como, por ejemplo, los aires acondicionados WiFi, termostatos programables o bombillas LED.

trucos factura luz
Pexels

Junto a estos consejos también conviene tener en cuenta que, a la hora de ahorrar en la factura de la luz juega a nuestro favor lavar la ropa a una temperatura baja (en frío) porque reduce el gasto energético de la lavadora; y aprovechar el calor residual del horno y la vitrocerámica - es decir, apagarlos antes de tiempo - para terminar de cocinar.

En cuanto al aire acondicionado, uno de los grandes clásicos del verano que hace que el contador de la luz suba con muchas ganas, se recomienda ajustar la temperatura entre 20 y 25 grados, ya que fijar menos grados no permitirá enfriar un espacio más rápidamente pero sí conllevará un consumo innecesario. También es aconsejable programar su funcionamiento para que comience un poco antes de que lleguemos a casa - y así no tener necesidad de configurarlo a menos de 20 grados - y apagarlo un poco antes de salir de la vivienda para que el cuerpo se vaya habituando a la temperatura más elevada de la calle, consiguiendo que el cambio no sea tan brusco al tiempo que ahorramos en consumo energético.

Cristina Sánchez de Pedro

Cristina Sánchez de Pedro

No se me ocurre mejor forma de invertir mi tiempo que observando, disfrutando y escribiendo sobre aquello que más me entretiene: la moda, el cine y las series. También tengo una inexplicable atracción por los aparatos con muchos botones, por lo que estaba bastante claro que iba a terminar pegada a una calculadora, a una máquina registradora o al teclado de un ordenador. De momento, todo bien.

Continúa leyendo