Vídeo de la semana

Dormir bien mejora la calidad de vida

El sueño es lo más importante que tenemos, nos hará mejor y nos mejorara la vida.

Mujer durmiendo
Dormir bien

Son evidentes los beneficios de una buena noche de sueño. Al descansar correctamente, se goza de mayor vitalidad en la actividad diaria, se mejora el rendimiento intelectual, incluso se podría decir que uno se siente más alegre y mejor consigo mismo. Por tanto, es posible concluir que un descanso correcto aumenta la calidad de vida o, lo que es lo mismo, dormir bien es vivir mejor y, por ello, es importante saber que se puede hacer para mejorar la calidad del sueño.

El buen dormir permite que se tenga una mejor salud, la falta de un descanso adecuado causa baja productividad laboral irritabilidad. Las personas que no duermen bien tendrán mal humor durante todo el día, dolores de cabeza o musculares y rendirán menos en el trabajo y la facultad, por lo que verán afectada su vida personal. Pese a la importancia de tener un descanso eficiente, la gente no duerme bien, “en promedio, un adulto debe descansar entre 7 y 9 horas al día; los adultos mayores de 7 a 8 horas, un adolescente de 8 a 10, mientras que los niños de 10 a 12 horas”, sin embargo, hoy las personas tienen mayor exigencia laboral y académica, lo que genera un desgaste mayor y no tienen una adecuada alimentación, lo que detona un descanso deficiente a la hora de dormir.

Es importante considerar un descanso después de comer, con una duración de 15 a 20 minutos en un lugar tranquilo, fresco, limpio y ventilado. Tomando una siesta se mejorara el rendimiento laboral e intelectual; la capacidad de concentración, atención y de reacción aumentara, así como la alerta cerebral, al grado de que disminuirán los índice de accidentes y errores cometidos por falta de reposo. De ahí que la práctica del buen dormir reduzca el estrés y la ansiedad.

Para descansar por la noche se debe utilizar ropa holgada y de algodón, y no ingerir alimentos pesados, evitar repasar problemas de la vida cotidiana antes de conciliar el sueño, tener un colchón adecuado, procurar una habitación cálida que favorezca la oscuridad y de no dormir el tiempo adecuado, el hábito de la siesta vespertina será un remedio a la necesidad de descanso.

El buen dormir es fundamental para el funcionamiento del organismo. Sin embargo, el uso prologando  de las tecnologías de información, las exigencias laborales, académicas y las múltiples ocupaciones a las que actualmente las personas se enfrentan, han provocado trastornos en el sueño que de no atenderse, las alteraciones en la salud aumentaran, como una mortalidad más temprana, dormir menos horas del tiempo indicado podría acentuar patologías como hipertensión arterial, obstrucción de las arterias cardiacas o celébrales que provocan infartos y lesiones neurológicas severas, además de alteraciones metabólicas como el aumento de los niveles de colesterol.

El sueño tiene implicaciones con casi todas las enfermedades, por el hecho de que es la función básica para recuperar la energía física y mental porque biológicamente está implicada en la correcta funcionalidad del organismo durante las 24 horas del día.

Nicolás Pesce

Nicolás Pesce

Lo más lindo de la vida es conocer el mundo. Viajé por 27 países, soy experto en hoteles y apasionado por las redes sociales. Enamorado de la moda y amante del arte. Ser feliz es mi lema. Con alegría, optimismo y buen rollo, la vida se pasa mejor. 16 años haciendo moda por el mundo y espero que sean muchos más. Mis padres me pusieron el nombre cómo si hubiera nacido un príncipe: Nicolás Oscar José Pesce Freijo, la realidad supera la ficción, casi siempre. Soy argentino pero mi abuela nació en Lugo, por eso amo tanto España y la palabra “Vale”.

Continúa leyendo