'CODA ' gana el Óscar a Mejor Película

La comedia con tintes dramáticos de Sian Heder triunfa en la noche de los Óscar

Parecía no haber duda alguna de que El poder del perro sería la ganadora de la gala de los premios de la Academia de Hollywood la madrugada del 28 de marzo por su 94 edición. Hubo un giro en el guion, uno de esos cambios repentinos que nadie se esperaba, a pesar de que todas las películas que optaban a hacerse con la estatuilla dorada merecían ser ganadoras de la misma. CODA, fue quién rompió todas las quinielas, una sorpresa que los amantes del cine no se vieron venir, convencidos de que sería el film de la australiana Jane Campion quién ganaría en la categoría a Mejor Película.

CODA es una película para ver en la gran pantalla, una cinta que engancha al ser humano con los valores más blancos y limpios que lo conforman, un film que expone la importancia de la inclusión en la sociedad de las personas con discapacidad, porque ese lugar en la tierra también es de ellos. Ya sabéis, no hay nada mejor que una pieza audiovisual para hacer empatizar al espectador con cualquier problemática. Dos horas inmersos de lleno en otra realidad para poder comprender mejor el día a día de otro ser humano, con una vida diferente a la nuestra. En eso CODA, supo brillar con una luz exquisita.

getty
Getty Images

El film expone la vida de Ruby, una adolescente que resulta ser el único miembro con audición de una familia de sordos, cuya vida da un salto cuando decide apuntarse al coro del instituto, descubriendo su pasión incansable por la música. Sin duda alguna, una película cargada de buenas intenciones por parte de su creadora, con una fuerte carga de sensibilidad a la hora de introducir temáticas a menudo silenciadas por falta de interés en un mundo tan complejo como es el cine. Un film cuyo triunfo no ha contentado a todo el público puesto que, a pesar de relatar una historia conmovedora, quizás no llegaba a alcanzar el nivel cinematográfico de sus competidoras.  Por otra parte, el Poder de perro exponía una mirada diferente en mitad de un género que ha sido tradicionalmente explorado por los hombres, ofreciendo una perspectiva más amplia de los conflictos internos de los personajes a través de una gran labor de construcción de los mismos.

Es cierto que la gala necesita de estas píldoras imprevisibles para evitar caer en esa monotonía de las quinielas que auguran el futuro de cada categoría de premios con una brillante exactitud en tantas ocasiones que uno ya mira la gala casi sabiendo de antemano los premiados de la noche. Por eso, un cambio inesperado como este, ha dejado a la audiencia boquiabierta, muchos aún cuestionando como la cinta de Sian Heder, a pesar de la importancia de la temática que trae con su argumento, ha sido capaz de superar a otras nominadas como el musical West Side Story de Steven Spielberg, la delicada comedia romántica Licorice Pizza de Paul Thomas Anderson o la que con 12 nominaciones parecía ser la vencedora de la gala, El poder del perro.

 

Noemí Valle

Noemí Valle

Periodista, melómana y amante de la cultura y la moda en todos sus formatos. No concibo la vida sin las pequeñas historias que la mueven y la desordenan, por eso mismo me empeño en escribirlas. Soy de las que viaja junto a una cámara y un libro ya sea al barrio de al lado o a la otra punta del planeta. Siempre guardo bajo la manga una canción, un fotograma o una cita con la que convertir un instante insípido en uno imborrable.

Continúa leyendo