Por qué 'Cruella' nos va a regalar la mejor sesión de cine y moda de 2021

Disney se pone salvaje al sumergirse en la juventud rebelde de una de sus villanas más famosas, vestida por una diseñadora ganadora de dos premios Oscar. El nuevo trailer que se acaba de estrenar ofrece un avance de sus looks más feroces.

"El mundo está lleno de oportunidades y yo aspiro a algo más en la vida. Lo que quiero es hacer arte y lo que busco es provocar". Así comienza uno de los adelantos de Cruella, la película protagonizada por la villana de Disney que odia a los perros y que utiliza su piel para confeccionar abrigos de lujo. Protagonizada por Emma Stone, su estreno está previsto para el próximo 28 de mayo en cines y en la plataforma Disney+ de forma simultánea. Esta nueva versión se propone contar la historia que yace bajo la maldad de Cruella de Vil, y que tiene su origen - como no podía ser de otra manera, porque ella es muy punk - en la escena punk-rock de Londres en los 70.

Cansada de pasar penurias e intentar mantenerse económicamente con trabajos basura, el objetivo vital de Cruella comienza a materializarse una vez que conoce a la Baronesa von Hellman (Emma Thompson), la directora de una prestigiosa firma de moda que se queda alucinada con su talento. "Tienes talento pero, ¿tienes instinto asesino? Esa es la gran pregunta", inquiere la Baronesa en el nuevo trailer que se acaba de estrenar.

El sueño de Estella - así se llama en realidad nuestra malvada diva - es convertirse en creadora de alta costura. ¿Por dónde empieza? Por realizar un par de golpes de efecto que consiguen dejar ojiplática incluso a su insoportable mentora, antes de crearse su propio uniforme de fashion victim mala malísima, y que consiste en un look capilar que combina el blanco y el negro, un lunar falso, mirada ahumada, labios oscuros, tez pálida y mucho cuero. Negro, por supuesto. "Tranquilos, van a pasar muchas cosas malas", avisa Estella convertida ya en Cruella en el avance de Disney.

cruella vestuario jenny beavan
Disney.

Cruella o cuando Disney se pone salvaje

Disney la presenta como La Reina del Mal. Y ella contesta con un: "Soy mujer, oídme rugir", al más puro estilo Katy Perry en Roar. Cruella se sumerge en la juventud rebelde de una de sus villanas más conocidas de la mano del director Craig Gillespie. Su visión única de este personaje se completa con el trabajo de Jenny Beavan, diseñadora de vestuario que, tras décadas realizando looks en películas de época, por fin se desmelena gracias a esta tercera colaboración con Disney y a esta villana de corte kamikaze.

cruella vestido fiesta
Disney

La mejor sesión de cine y moda de 2021

Nominada en 10 ocasiones, Jenny Beavan ha ganado dos premios Oscar por su trabajo en Una habitación con vistas y en Mad Max: furia en la carretera. En Cruella, la diseñadora británica utiliza diferentes vías para mostrar la transformación de Estella en Cruella de Vil. En primer lugar, su gran baza ha sido un esquema de color fundamentado en tres tonos - blanco, negro y rojo - que tiñen sus empoderadas prendas de corte retro. Y es que, a pesar de los esfuerzos que realiza Estella, a todos los niveles, por encajar en la sociedad, de lo primero que se deshace en su camino a la gloria es de su estilo preppy londinense.

La segunda estrategia de Beavan para construir a Cruella se representa en el personaje de la Baronesa, cuyo comportamiento tiene ecos de Miranda Priestly en El Diablo viste de Prada, y su estilo recuerda poderosamente al de la otra Cruella, la que conocimos gracias a la película de animación de Disney de 1961 y al personaje interpretado por Glenn Close en los films de acción real. Según se nos presenta en el trailer de la película, la Baronesa parece ser uno de los motivos por los que Estella no pudo continuar con su sueño de triunfar en la moda y su venganza pasa por robarle hasta su imagen.

cruella emma thompson
Emma Thompson interpreta a la Baronesa von Hellman en 'Cruella' / Disney.

La otra Cruella de Vil

La última vez que vimos al personaje de Cruella de Vil en la gran pantalla fue hace dos décadas en 102 dálmatas. Interpretada por Glenn Close, esta villana se caracteriza por tener muy pocos escrúpulos: su objetivo a corto plazo consiste en robar todos los cachorros dálmatas que pueda para realizar el abrigo de piel más extravagante de la historia. Si por donde pisaba el caballo de Atila no volvía a crecer la hierba, por donde pasa Cruella de Vil lo único que se genera es el caos más absoluto.

cruella glenn close
Glenn Close en '101 dálmatas' / Disney.

A pesar de su viles intenciones y de terminar en prisión, lo cierto es que el de Cruella ha sido uno de los personajes mejor vestidos de la gran pantalla en los últimos años, tanto en su versión animada como en la de acción real. En este último caso, cuyo éxito de 101 dálmatas (¡Más vivos que nunca!) derivó en el estreno de su comentada secuela del año 2000, Cruella de Vil estuvo vestida por Anthony Powell, diseñador de vestuario ganador de tres premios Oscar que mantuvo un armario nada cápsula, inspirado en los trajes de tweed de Chanel y repleto de organzas, bordados y capas de lunares, eso sí, siempre limitadas a la combinación de los tres potentes colores - blanco, negro y rojo - que vuelve a rescatar Jenny Beavan para construir a una nueva Cruella en completa coherencia con su antecesora.

Continúa leyendo