El amor galante en el Museo del Louvre

“Fiestas y placeres del amor en el siglo de Madame de Pompadour” es el subtítulo de esta muestra, cuyo título, “Baila, besa a quien quieras”, recupera el estribillo de una canción compuesta–precisamente– por la Pompadour, protectora de las artes y concubina durante dos décadas del rey Luis XV de Francia.

El amor galante en el Museo del Louvre

Se trata de una extraordinaria exposición que reúne hasta 220 piezas, entre pinturas, porcelana, textiles e incluso muebles, y en donde sobresale, magnífica, la obra de uno de los creadores del rococó, el pintor Jean-Antoine Watteau (1684-1721), que conoció un éxito sin precedentes a lo largo del Siglo de las Luces.

Respondiendo a un ansia de libertad y a una relajación de las costumbres producida durante la Regencia, el tema hace referencia a la alegría de vivir, las delicias del amor, la química de los sentimientos y la necesidad de aparentar. En la estela de Watteau, el género de la fiesta galante fue adoptado tanto por su alumno Jean-Baptiste Pater como por otros discípulos, como Nicolas Lancret, Bonaventure de Bar o Pierre-Antoine Quillard. Otros maestros propusieron todo tipo de variaciones al tema, desde las pastorales de François Boucher a las delicadamente sentimentales de Louis-Joseph Watteau de Lille.

El amor galante en el Museo del Louvre

El tema encuentra también un excepcional repertorio de argumentos en las manufacturas de porcelana, especialmente en las de Sèvres. Por lo demás, puede decirse que en toda Europa, de Meissen a Venecia, la fiesta galante encuentra en la época un éxito sin precedentes. Pintores como Dietrich, Troost o Gainsborough, y escultores como Ferdinand Tietz, abundarán en el argumento que celebra los sentimientos compartidos. La exposición puede disfrutarse hasta el próximo 29 de febrero.

www.louvrelens.fr

Continúa leyendo...

COMENTARIOS