El chico que viajó gratis por Europa gracias a Tinder

¿Y si pudieras viajar por todo el mundo gratis? Eso es exactamente lo que pensó el chico que creó un nuevo concepto a partir de la aplicación de citas más utilizada.

Tinder

Su nombre es Anthony Botta, un joven belga de 25 años, y aunque a priori no sepas quien es, seguro que después de conocer su historia te sonará. Este chico, que se denomina a si mismo como "Tinder Surfer" descubrió el método de aprovechar Tinder más allá de conseguir citas románticas, o bueno, citas a secas. Lo utilizaba como la aplicación coachsurfing, la aplicación que te permite hospedarte en casas de una forma más económica y así a la vez conocer gente, lo que cambia en esta historia es que no se gastó ni un euro.  Fue él mismo quien quiso compartir con sus seguidores la historia de cómo viajar gratis es posible gracias a esta aplicación y así se dio a conocer mundialmente, hasta conseguir que las redes sociales le hicieran viral.

Anthony seguía el mismo procedimiento con todas las chicas, para no tener que explicar constantemente en qué consistía su viaje y así comenzó a quedarse en las casas de las mujeres que conocía completamente gratis. Colgó un video en su canal de Youtube a modo de presentación, donde contaba su nueva forma de utilizar Tinder.

“No tenía una regla muy fija. Con la mayoría me quedaba solo una noche, pero si me gustaba mucho y había química me instalaba por una semana” contaba este chico al diario The Independent. “Al final es como una cita normal, a veces terminas en la cama y otras veces no. Si no hace clic, y la magia no surge, siempre queda el sofá”.

Su método particular consistía en que cada vez que llegaba a un destino nuevo, abría Tinder para conocer a mujeres que vivieran allí y les adjuntaba su vídeo presentación, seguido de un “¿Quieres ser mi anfitriona?”.

Este particular viajero contaba que lo más usual era recibir una respuesta tipo: “guau, eso es genial, pero no para mí, te deseo suerte en tus viajes”, pero otras veces les encantaba esta nueva idea.

Este plan tan original le ha hecho recorrerse 20 ciudades de ocho países diferentes: Béligica, Holanda, Alemania, Austria, Eslovaquia, Hungría, República Checa y Polonia. Y conocer a 21 anfitrionas diferentes. Y aunque no pensaba viajar más, ha decidido recorrerse Sudamérica y Nueva Zelanda dado su éxito. 

CONTINÚA LEYENDO