El sistema de puntuación de Black Mirror será real en China

La serie que critica como la tecnología terminará por controlarnos y cambiarnos la vida, parece que predice el futuro. Y la verdad, no es nada tranquilizador.

Black Mirror ha sido una de las series más punteras desde que se emitió el primer capítulo en el año 2012. Una serie que engancha desde el minuto cero pero que crea un cierto miedo, miedo a que cualquier capítulo se haga realidad. ¿Por qué? La serie trata de como la tecnología afecta a nuestras vidas, exponiendo situaciones futuras que podríamos vivir.

Y parece ser que los peores temores se han hecho reales, Black Mirror ya no solo es una serie. China se ha encargado de ello convirtiendo la ficción en una realidad que realmente aterroriza.

 

 

Black Mirror

El primer capítulo de la tercera temporada, Nosedive, es la inspiración que afectará en el futuro tanto social como económico de las personas. Se trataba de un episodio donde veíamos un sistema de puntuación personal que se creaba a partir de las valoraciones que hacía todo el entorno. Se hacía a través del móvil y se iba puntuando cada movimiento que hacían en el día a día, algo tan simple como tener una mala cara, no tener suficientes likes en una publicación hacía que inmediatamente tu puntuación descendiese.

Un mundo superficial que dividía el mundo en clases sociales según tu nota y permitía tener la opción de conseguir un trabajo u otro, poder vivir en una urbanización e incluso poder relacionarse con determinados grupos. Excluyendo a quienes tuvieran mala puntuación como “rechazados sociales”. 

En resumen, la frase de “las redes sociales controlan nuestras vidas” tenía todo el sentido del mundo

Black Mirror

Y China habrá pensado ¿Por qué no? El país asiático implementará este sistema de puntuación que controlará la vida de cada individuo. De principio a fin. Se catalogará a las personas según su dinero, sus deudas, opiniones políticas y antecedentes legales, etiquetando a las personas que generan confianza y las que no. Este proyecto lleva planificándose desde el 2015 y lo que más aterroriza es que se pondrán sanciones al más puro estilo de Black Mirror.

Aquellas personas que tengan deudas, incumplan un pago o incluso sus opiniones políticas estén en contra del gobierno serán sancionados con una baja puntuación y se les etiquetará inmediatamente como “personas no confiables”. Lo cual no les permitirá acceder a cosas tan simples como: no poder acceder a un cargo público, perder la seguridad social, revisarle a fondo en la aduana china, ser excluido de puestos de alto nivel en el sector de alimentos y medicamentos, no tener acceso a una cama en los trenes nocturnos, ser excluido de hoteles y restaurantes con estrellas más altas, ser rechazado por agencias de viajes y por último, sus hijos no podrán ingresar en escuelas privadas más caras.

Un auténtico infierno que no tiene fecha fijada, pero que sinceramente hace replantearse si el mundo se ha vuelto totalmente loco.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS