Esta es la aplicación que ayuda a desintoxicarte del móvil

Se llama Holdstudent, y te recompensa (con premios) por no utilizar tu teléfono.

Móvil

El (excesivo) uso del teléfono móvil es un problema que afecta a la mayoría de la población que tiene uno en su bolsillo. Bueno, mejor dicho. A su lado. Y es que, en el momento que nos dijeron que estábamos comunicados a tiempo real con el mundo entero supuso un cambio en las relaciones, tanto de pareja, como en el resto. Justo ahí comenzó la necesidad de compartir absolutamente todo con el mundo, y la necesidad de estar conectados prácticamente las 24 horas del día. ¿Dependencia? A esta pregunta estamos seguras de que habría más de respuesta con un no rotundo, que con un sí. Porque, sin darnos cuenta, hemos normalizado el hecho de estar mirando constantemente el teléfono, aún sin tener nada y el hecho de estar más pendiente de lo que pasa a tu alrededor a través de una pantalla, que a través de los ojos.

Pero, ¿y si los estudiantes empleasen todo ese tiempo de mirar el móvil en estudiar? ¿mejorarían sus resultados académicos? Esa es la pregunta que se planteó Holdstudent, la nueva aplicación que ha nacido para ayudar a desintoxicarnos del teléfono. Sí, has leído bien.

Móvil

Esta app nació especialmente pensada para los estudiantes, pero está dirigida a todo aquel que sea consciente de la tremenda dependencia que tenemos todos con el móvil.

Holdstudent recompensa a los usuarios si logran resistir la tentación de mirar el móvil con puntos que podrán canjear en diferentes productos y descuentos. Cada 20 minutos que estés sin tocar el teléfono, la aplicación te recompensará con 10 puntos que podrás canjear con empresas como Coca Cola, Microsoft, cines, cafeterías e incluso con becas. Su objetivo principal es provocar un cambio de hábitos mediante recompensas, y parece que lo están consiguiendo. Ya que, según los desarrolladores de esta aplicación, el 40 % de los estudiantes noruegos que ya la usan han mejorado sus notas. Y dados sus buenos resultados, la aplicación ha dado el salto a Reino Unido y esperamos que también lo haga a España.

Mientras tanto, habrá que intentar ser conscientes por nosotros mismos de la distracción que supone estar continuamente pendiente del teléfono.

CONTINÚA LEYENDO