‘La trama Varsity blues’: el escándalo universitario que ha salpicado a algunas celebrities de Hollywood ahora es un documental de Netflix

Esta mezcla de documental clásico y recreaciones de ficción investiga al responsable de un fraude gracias al cual los hijos de los ricos y famosos conseguían ser admitidos en las mejores universidades de Estados Unidos.

Antes de que la Operación Varsity Blues existiese como caso de investigación, Rick Singer, considerado cerebro de la trama y uniformado siempre con su chándal, dirigía un negocio de consultoría y asesoramiento universitario llamado The Key. En su versión oficial, y por un exclusivo precio, Singer se dedicaba a preparar a adolescentes para que consiguieran ser admitidos en las universidades más elitistas de Estados Unidos. Sin embargo, lo que Singer estaba vendiendo realmente era otra cosa.

Su explicación lo aclara todo: según él, para entrar en las universidades de la Ivy League, existe una puerta de entrada, conocida por todos. Se trata de obtener unas buenas calificaciones que permitan al comité de admisión evaluar al alumno por sus méritos y potencial. Sin embargo, para entrar en las universidades más prestigiosas del país, siempre según Singer, también existe una 'puerta trasera', muy exclusiva, que consiste en realizar una donación económica considerable a la universidad con la esperanza de obtener una admisión directa. Es decir, se trata de una gran inversión sin garantías. El negocio de Singer consistía en proponer a sus clientes una tercera alternativa: una 'puerta lateral'.

varsity blues matthew modine
Matthew Modine interpreta a Rick Singer en 'La trama Varsity Blues' / Netflix.

La estafa universitaria que ha desenmascarado a los papás más ricos

En La trama Varsity Blues: escándalo en la universidad de Estados Unidos, el documental que acaba de estrenarse en Netflix, Singer - al que pone rostro el actor Matthew Modine en una serie de recreaciones - se jacta de que su 'puerta lateral' ha funcionado con éxito en más de 700 operaciones. Esta apuesta segura no es otra cosa que una estafa descarada en el sistema de admisiones universitario, que Singer se encarga de explicar detalladamente por teléfono a cada uno de sus clientes potenciales. Así es, precisamente, como consigue cazarle el FBI. "Una puerta lateral en Harvard equivale, aproximadamente, a 1'2 millones", pone como ejemplo casual para describir la práctica de pagar - mediante donaciones - a las universidades para que acepten a estudiantes que, supuestamente, son bastante buenos en el ámbito de los deportes nicho como el remo, el waterpolo o la esgrima, aunque en realidad no hayan levantado la cabeza de su tablet en los últimos diez años.

Como parte de su estrategia, Rick Singer se encargó de que los padres creyeran que esta no era una práctica ilegal, sino una 'nueva normalidad' en el ámbito universitario. Sin embargo, algunos de ellos han terminado en la cárcel. Según apunta el documental, la mayor habilidad de Singer ha sido, precisamente, saber aprovecharse de la ansiedad de los padres ricos, que ven la entrada de sus hijos a determinadas universidades como un indicador de su estatus social. "Si eres padre y no fuiste a Harvard, esta es tu oportunidad de ir a Harvard".

varsity blues lori loghlin
La actriz Lori Loughlin y su hija Olivia Jade en 2018.

¿Qué celebrities se han visto implicadas en este escándalo?

Entre los clientes de Singer había banqueros de inversión, administradores de bonos, importantes abogados, expertos en capital riesgo… Sin embargo, este escándalo consiguió convertirse en uno de máximo interés para la audiencia cuando se desvelaron otros nombres conocidos por el gran público estadounidense.

El matrimonio formado por la actriz Lori Loughlin (Padres forzosos) y el diseñador de moda Massimo Giannulli pagó medio millón de dólares para que sus hijas Olivia Jade - youtuber con 1'8 millones de seguidores - y Bella fueran admitidas en la USC, haciéndolas pasar como deportistas de remo (sin ser ellas nada de esto). Este documental apunta fugazmente cómo unas imágenes de Olivia Jade posando en la máquina de remo de su casa sirvieron para realizar el ejercicio de Photoshop necesario para convencer al equipo deportivo de la universidad (además de su donación).

En mayo de 2020, Loughlin se declaró culpable del cargo de conspiración para cometer fraude y fue condenada a dos meses de prisión, que cumplió entre octubre y diciembre del mismo año. Su marido, Massimo Giannulli, también fue sentenciado a cinco meses de cárcel en novimiembre de 2020.

Otra celebrity implicada es Felicity Huffman, que interpretó a Lynette Scavo en la serie Mujeres desesperadas. Huffman se declaró culpable de los cargos que se le imputaban y fue condenada a 14 días de prisión por delitos federales derivados de esta estafa, y obligada a pagar una multa de 30.000 dólares, completar 250 horas de servicio comunitario y cumplir un año de libertad condicional.

La Operación Varsity Blues terminó con cargos para 50 personas, incluidas Loughlin, Giannulli y Huffman, y más de 30 padres que participaron en la mayor trampa universitaria procesada por el Departamento de Justicia estadounidense.

varsity blues felicity huffman
Felicity Huffman acompañada por su marido, el actor William H. Macy, abandonando los juzgados en 2019.

La trama Varsity Blues mezcla el documental clásico con recreaciones de ficción

Este documental se sirve de entrevistas con implicados en el caso, testigos y expertos en diversas áreas para explicar en qué ha consistido uno de los últimos escándalos que ha salpicado a la élite estadounidense. Además de estas claves clásicas del género, La trama Varsity Blues también realiza recreaciones de las conversaciones telefónicas de Rick Singer con sus clientes. En estas escenas dramatizadas intervienen el actor Matthew Modine y otros rostros conocidos como Roger Rignack y Jillian Peterson.

Detrás de La trama Varsity Blues: Escándalo en la universidad de Estados Unidos se encuentran Chris Smith (director) y Jon Karmen (guionista), especializados en el que podríamos bautizar como subgénero documental 'de los escándalos de los negocios de la gente privilegiada' gracias a títulos como Fyre. The Great party that never happened, sobre el festival de música que se presentó como una experiencia musical de lujo en una elegante isla privada, pero que acabó siendo todo un fiasco que terminó con la evacuación de los invitados del evento.

Continúa leyendo