Los dos libros que tienes que leer para saber por dónde van los tiros de la literatura en castellano

Alejadas del 'mainstream', Pola Oloixarac y Maria Enríquez son dos autoras argentinas que están revolucionando la narrativa en nuestra lengua. Toma nota para que luego no digas que llegaste tarde.

Pola Oloixarac

La inagotable fuente de buenos escritores que es Argentina (¿algún día nos dirán qué desayunan en este país cada día para que tengan este dominio de las palabras?) puede presumir de dos nuevos títulos de esos que abren camino y hacen que sea bastante difícil plantarle cara a la literatura del Cono Sur desde cualquier otro rincón del habla hispana. Pola Oloixarac (Buenos Aires, 1977), recordamos que la misma que el maestro Piglia bendijo hace no muchos años como "el gran acontecimiento de la nueva narrativa argentina", vuelve a los mundos de hackers y conspiraciones a los que ya se acercó en la alabada Las teorías salvajes, su anterior novela. Su nueva Las constelaciones oscuras (Literatura Random House) la recorren en paralelo exploradores de hace siglos y nerds actuales, con un protagonista que a ratos podría recordar a Edward Snowden.

Mariana Enríquez

Más ordenada y analógica es la escritura de Mariana Enríquez (Buenos Aires, 1973), otra narradora valiente que en Las cosas que perdimos en el fuego actualiza de manera magistral el relato de terror, o al menos de 'lo extraño'. En este libro editado por Anagrama hay cuentos sobre asesinos en serie, magia negra, una ola de violencia doméstica que se hace viral o niñas que, como en los relatos más clásicos del género, se internan en misteriosas casas abandonadas. Eso sí, sus historias casi siempre aparecen insertadas en las situaciones más cotidianas, haciéndose extrañamente familiares para sus lectores. No es quizá una literatura para todos los públicos, pero los fans del género y los amantes de los libros de calidad están de enhorabuena.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS