‘New Amsterdam’ es la nueva serie de médicos que triunfa en España gracias a Netflix

Basada en el libro ‘Doce pacientes: vida y muerte en el hospital Bellevue’, esta serie inspirada en hechos reales tiene todas las claves para convertirse en el drama más adictivo de la temporada.

La prioridad del Doctor Max Goodwin (Ryan Eggold) es 'salvar al mundo'. Bien lo sabe su pareja, Georgia, que está esperando un bebé y está acostumbrada a no recibir la suficiente atención por su parte. Por si fuera poco, ahora Max ha sido nombrado director del hospital New Amsterdam, primer centro público de Estados Unidos en el que los pacientes no necesitan un seguro privado para ser atendidos. "Bienvenido al Dam".

Max nació en este hospital. Su hermana también y perdió allí mismo la vida con tan solo 8 años a causa de una enfermedad contraída bajo su techo. Por eso las primeras palabras de Max ante sus nuevos compañeros son "¿Cómo puedo ayudar?" No es una pregunta con trampa, de verdad quiere saberlo. Como nadie le responde, se carga de un plumazo a todo el equipo de cirugía. Considera que anteponen la facturación del departamento a las necesidades de sus pacientes y eso no lo va a consentir. "Todos pensamos que el sistema no se puede cambiar. Pero nosotros somos el sistema y lo vamos a cambiar".

new amsterdam serie medicos
Ryan Eggold y Freema Agyeman en 'New Amsterdam' / NBC.

La vocación de Max es extrema. Solo han pasado 20 minutos del primer capítulo y parece que tengamos ante nosotros a un mesías salvador que llega para cambiar todo lo que no funciona en el sistema de salud pública estadounidense, donde la sanidad se considera más un privilegio que un derecho. A pesar de que uno de sus colegas del Dam le advierte de que el sistema no le dejará que, simplemente, se dedique a ayudar a los pacientes, Max se mueve por el hospital en zapatillas de deporte - más que correr, vuela - y da la sensación de que está en todas partes a la vez, repartiendo consejos como: "Si no puedes ayudarle como médico, ayúdale como ser humano".

A pesar de ser un hospital mal financiado, el New Amsterdam puede competir con los mejores del país que cuentan con más medios y tecnología más avanzada. De difundir este mensaje de costa a costa se encarga la Doctora Helen Sharpe (Freema Agyeman), una suerte de especialista médico que realiza funciones de relaciones públicas para el centro, con tal de pasar el menor tiempo posible entre sus paredes. Presume de codearse con Ellen y con Oprah - así las nombra, sin apellidos - y tampoco tiene un minuto que perder. Entre Max y ella saltan chispas desde el primer minuto. No todo iba a ser tan fácil.

Tras un tímido paso por Antena 3 en 2019 y también por Prime Video, la serie New Amsterdam estrenó sus dos primeras temporadas el pasado 15 de febrero en Netflix y, desde entonces, se ha encontrado en las primeras posiciones de lo más visto en España. ¿Por qué nos enganchamos a un drama de hospital en medio de una pandemia?

new amsterdam ryan eggold
NBC

New Amsterdam recuerda a Anatomía de Grey porque, al igual que en este éxito de Shonda Rhimes, está claro que si te pasas la vida dentro de un hospital, es inevitable que te acabes involucrando, también personalmente, con tus compañeros de trabajo. También recuerda a Urgencias porque, en ocasiones, los médicos dedicados en cuerpo y alma a salvar vidas también son víctimas de enfermedades que no tienen cura. Max va a ser padre por primera vez y también padece un carcinoma de células escamosas. Este cliffhanger de la trama que se descubre al final del primer episodio explica en gran medida por qué el famoso "¿Cómo puedo ayudar?" de Max es también su razón para vivir. Mientras esté ayudando a los demás, encontrará esperanza en los lugares más desesperados.

En ocasiones, New Amsterdam peca de ser algo simplista en su presentación del sistema de atención médica y de las personas que forman parte de él, ya que muestra problemas médicos complejos que desaparecen tan pronto como uno de sus profesionales se preocupa lo suficiente a la hora de abordarlo. También puede parecer condescendiente debido al carácter de superhéroe incorruptible y noble de su protagonista. Sin embargo, no se puede negar que este drama médico posee todas las claves de una buena telenovela y también de un feel good show destinado a hacernos sentir un poquito mejor al final del día. Al igual que los otros títulos anteriormente mencionados, New Amsterdam ha conseguido conectar con su público y acaba de estrenar su tercera temporada en Estados Unidos.

Continúa leyendo