Vídeo de la semana

Así es 'Pequeños fuegos por todas partes', la nueva 'Big Little Lies'

'Little Fires Everywhere', el libro de Celeste Ng, llega a Amazon Prime Video convertido en serie. Reese Witherspoon y Kerry Washington encabezan el reparto de la nueva 'Big Little Lies'.

Reese Witherspoon, como Elena Richardson en 'Pequeños fuegos por todas partes'
Reese Witherspoon, como Elena Richardson en 'Pequeños fuegos por todas partes'

La cantera de las series está en las librerías. De las montañas en las mesitas de noche y las estanterías de las bibliotecas las plataformas de streaming sacan la inspiración para las series que vendrán. Amazon Prime Video vuelve a ofrecer título de papel. O sea, lanza de nuevo una serie basada en novela. El 22 de mayo, la plataforma estrena Pequeños fuegos por todas partes, la adaptación de la novela homónima de Celeste Ng.

Reese Witherspoon le ha dado el empujón. Y su rostro. La protagonista de Alma salvaje y Una rubia muy legal ha ejercido de propulsora y productora del proyecto. Al otro lado, como némesis en la ficción y compañera tras las cámaras, Kerry Washington aporta financiación e interpretación. En la versión audiovisual de Pequeños fuegos por todas partes, Witherspoon se convierte en Elena Richardson. Washington es Mia Warren.

Kerry Washington, junto a Witherspoon, en 'Pequeños fuegos por todas partes'
Kerry Washington, junto a Witherspoon, en 'Pequeños fuegos por todas partes'

En la novela de Ng, una urbanización de Shaker Heights, en Ohio, se acerca al final de los años 90. Los Richardson, familia adinerada, de madre rubia y en apariencia pluscuamperfecta, alquilan una casa al otro lado de la ciudad. No piden demasiado por ello. Y eso que es grande. Con 300 dólares al mes se dan por satisfechos. Elena solo quiere dar la oportunidad de disfrutar de una casa bonita a otros. Con sus salarios, la economía familiar está de sobra saneada. La casa de alquiler casi es un ejercicio de solidaridad.

Han encontrado a una posible inquilina. Tiene una hija. Mia y Pearl viajan a lo largo y ancho de Estados Unidos con frecuencia. Nunca se quedan demasiado tiempo en un mismo sitio. A Mia le gusta cambiar. Es fotógrafa. Necesita inspiración, movimiento. De sus imágenes solo produce una impresión. Pero Pearl sospecha que su madre, la única presencia constante en su vida, le esconde un secreto.

Acabará siendo ella quien los almacene. Los hijos de Elena le fascinan. Gusta a uno, uno le gusta a ella. Comienza, sin ser consciente, a pasar los días en casa de los Richardson. A Mia le preocupa el nuevo encariñamiento. Su hija debe estar protegida. Por eso acepta, sin reticencias, el trabajo que le ofrece Elena. De su fotografía no puede vivir y un apoyo al sueldo que recibe del restaurante chino en el que trabaja no le vendrá mal. Mia se convierte en la nueva bedel y manitas de los Richardson.

Washington ejerce de actriz y productora en la adaptación de la novela de Celeste Ng
Washington ejerce de actriz y productora en la adaptación de la novela de Celeste Ng

La serie, como el libro, arranca en el futuro. La escena que abre la temporada adelanta el final. Una casa arde en Shake Heights. Una mujer, rubia y menuda, acaba de ser rescatada del interior por los bomberos. La interrogan. El incendio parece haber sido provocado. Hay pequeños fuegos por todas partes. ¿Conoce a alguien que pudiera querer hacerle daño? Cree que no. Elena se lleva bien con todo el mundo. Pero el año pasado tuvo que echar a una inquilina y su hija de su casa de alquiler. Estaba obsesionada con su familia.

 

¿Cuánto dura?

En ocho episodios, la novela de Celeste Ng se convierte en cinta y píxel. Si nada trastoca los planes, el octavo será el final. En principio, Pequeños fuegos por todas partes será una miniserie.

Continúa leyendo