Vídeo de la semana

Razones por las que seguimos amando 'Chicas malas'

Hoy es 3 de octubre. Y si eres fan incondicional de la película, sabrás lo que eso significa.

chias malas
IMDb

Hoy nos hemos levantado como cualquier miércoles. Pensando en el fin de semana. Y en que este viernes, por fin, se estrena Élite. La serie que mezcla Gossip Girl y Rebelde Way, pero en versión millennial. Lo que nos gusta a nosotras un buen drama. Y hablando de series, películas y personajes (las mejores recomendaciones, aquí) que nos han marcado, llegamos a la conclusión de que en marieclaire.es todas somos fans de las mismas. Nos ha pasado con Sexo en Nueva York, Algo Prestado y con Diario de una doctora (que por si no lo sabéis es una mezcla entre Bridget Jones y Anatomia de Grey. MAGIA). Pero lo que ha tenido lugar hoy se lleva el premio Nobel (bueno, quizá no esté a la altura de la científica canadiense Donna Strickland que se ha llevado el de física). No necesitamos más pruebas que demuestren que somos almas gemelas, porque todas sabíamos que hoy era tres de octubre.

Para muchos puede parecer un día normal, un día cualquiera. Pero para nosotras no lo es. Y os estaréis preguntando por qué. Aquí va la respuesta: es el día que Lindsay Lohan en Chicas malas le dijo a Aaron Samuels el día de la semana cuando él le preguntó. Puede parecer una tontería, pero nosotras creemos que es uno de los MOMENTAZOS de la película.

Vale que la cinta ya tiene 14 años. Y vale que igual, se ha quedado un poco obsoleta (ahora hay Instagram y Tinder. Damos gracias por la primera, la segunda aún lo estamos pensando) pero nos sigue representanto totalmente. Porque aunque no hayamos ido a un instituto americano, la historia de chico conoce a chica y vivien felices para siempre con cheerleaders de por medio, nunca pasará de moda.

Y como conmemoración a este grandioso día (el día que el chico más guapo de todo el insituto se gira para preguntarte la fecha. No hemos estado ahí, pero ojalá) hemos hecho una lista de razones para explicarte por qué tienes que amar esta película

El 3 de octubre debería ser una fiesta internacional

¿Sabéis eso que dice La Vecina Rubia de #meestoyhaciendoilusionesymeestánquedandopreciosas? Esta es la descripción gráfica.

Hay un color para cada día de la semana

Las plásticas o Las Divinas tenían un color para cada día de la semana. Y si todas hiciéramos lo mismo, nuestra vida sería más fácil. Y mucho más organizada. Los miércoles son el día del rosa y no hay nada más que decir.

El instituo es comparable a la jungla

La imagen en la que Candy ve el comedor del instituto como una jungla es tan real que nunca la hemos podido olvidar. Hormonas revoloteando, grupos divididos en mesas... la realidad hecha película.

Aaron Samuels es amor

Es uno de nuestros crush indiscutibles (además de Chris Hemsworth). Inteligente, guapo, buena persona (más o menos, los deslices los achacaremos a la edad)... aún seguimos soñando con él.

Regina en el fondo, no era tan mala

Debemos de admitir que igual, no haríamos de ella nuestra mejor amiga (de Rachel McAdasm, sí) pero al final, tuvo lo que se merecía. La fiel lección de que uno recoge lo que siembra.

Amanda Seyfried es GENIAL

Vale que hacía el papel de rubia tonta (con el que no nos sentimos realmente identificadas) pero tiene algunas frases que pasarán al recuerdo. Y nosotras, un poco como ella, también podemos ver el futuro (el por qué del come back de las botas blancas no lo hemos podido descifrar aún).

Lindsay Lohan sale MARAVILLOSA

lindsey
IMDb

Aunque lo que no vimos venir fue el gran declive de Lindsey Lohan desde entonces. Podemos decir que esta fue una de sus últimas películas que pasarán a la historia.

El chándal era la prenda perfecta

La prenda fetiche de la madre de Regina era el chándal. Pero no cualquiera: el de dos piezas firmado por Juicy Couture. Y lo más anecdótico es que ahora, 14 años después, volvemos a llevar chándal. Hasta para la oficina.

Descubrimos a Tina Fey

tina fey
IMDb

Fue la primera vez que vimos a la actriz en todo su esplendor. Su papel de profesora enrollada (que no solo con el director) es necesario en la vida de cualquier adolescente. Y desde entonces, la hemos idolatrado y no la hemos perdido de vista en su carrera cinematográfica.

Muestra asuntos serios

Aunque sea una comedia adolescente, se muestran los asuntos que día tras día se viven en los institutos: bullying, trastornos alimentarios, relaciones personales fallidas... Lo mejor de todo es que finalmente, todo sale a la luz y se manda un mensaje de sororidad, sobre todo entre las mujeres. ¿Lo mejor de la película? Que no acaba con todos siendo amigos. La vida no es así. Pero al menos, hay cordialidad entre las puertas del instituto. Todo lo cordial que se puede ser en la era adolescente.

No volveremos a ver las Navidades igual

La interpretación navideña de final de curso es lo mejor de la película. Después de escuchar esa versión de Jingle Bell Rock (con baile incluido) la convertimos en nuestro himno navideño. Adós a Campana sobre campana.

 

Ojalá todos los días fueran tres de octubre. Hasta entonces, podemos consolarnos viendo la película.

Y pensando que Lindsey Lohan no ha cambiado nada.