'Revenge' es la serie de televisión frente a la que vas a querer pasar todas las tardes del verano

El 6 de julio, Sky estrena 'Revenge', una de las series más buscadas en Google de los últimos años. Y es normal que así fuera. ¿Un ‘El conde de Montecristo’ en Los Hamptons del siglo XXI? Nuestra limonada ya está lista.

Revenge es una de las  series de televisión que más charlas, conversaciones de ascensor y podcasts acaparó entre 2011 y 2015. En 2012, logró, de hecho, convertirse en una de las tres series más buscadas en Google. Y tenía sentido. Sus primeras temporadas comenzaban a emitirse en el canal estadounidense ABC y, desde sus inicios, consiguió pegar a más de ocho millones de espectadores frente a la pantalla. Solo su arranque convocó a más de diez. Desde Perdidos no se veía algo así. Logró, incluso, arrebatarle el mayor porcentaje de share a la emperatriz de la televisión en abierto, a las croquetas de jamón del medio audiovisual, a la apuesta segura de todas las cadenas: superó en espectadores a CSI.

 

Y es normal que lo lograra. Revenge lleva la historia de El conde de Montecristo, la novela de Alejandro Dumas (adaptada al cine con Jim Caviezel y Guy Pearce al frente), a Los Hamptons del siglo XXI. Emily Thorne busca venganza. Aunque, por fuera, nadie lo diría. Es amable, ha encajado bien en la urbanización. Ha hecho amigos, tiene iniciativa y cierto gracejo. Su disfraz es una personalidad. Quien de verdad anda tras la vendetta es Amanda Clarke. Cambió de nombre tras abandonar el centro de menores en el que, desde adolescente, estaba ingresada. La institución era su casa. Se convirtió en su hogar después de que su padre ingresara en la cárcel. De quienes lo mandaron a prisión planea Amanda vengarse.

 

Lo habían acusado, de forma injusta, de traición a Estados Unidos. Los cargos imputados rozaban los del terrorismo. La condena era prisión de por vida. La suya se acorta. Unas semanas antes de que Amanda cumpliera los 18 y pudiera abandonar el centro de menores, su padre fue asesinado en la cárcel. Los autores, descubre, están relacionados con la familia Grayson. El clan de Los Hamptons había sido ya el responsable de mandar a su padre a la cárcel.

 

Amanda mete su identidad en una lavadora. La limpia, la centrifuga y la plancha. Cambia de nombre, cambia de pasado, cambia de look. El dinero le aligera los pasos. Tras la muerte de su padre, su cuenta corriente se ha abultado. Su estilo de vida, aunque impostado, encaja con facilidad entre las mansiones de la Costa Este estadounidense. Nadie sospecha nada.

Pero algunos conocidos se convierten en amigos. Y algunos amigos, en cómplices. Quieren ayudar a Amanda. Están dispuestos a colaborar en la venganza que resarcirá el nombre de su padre. Ella ahora no lo tiene tan claro. Comienza a sentir algo hacia ellos. ¿De verdad quiere que sus nuevos amigos tiren por la alcantarilla sus vidas solo para su satisfacción íntima, personal, algo, en el fondo, hueca? Las emociones y los sentimientos enredan y reordenan los planes de Amanda Clarke. O sea, de Emily Thorne.

 

Revenge ya había pasado por las pantallas españolas. Meses después de su estreno en Estados Unidos, Telecinco emitió el inicio de la serie a media tarde. Ahora, la plataforma Sky recopila las cuatro temporadas que la componen. ¿Su estreno? El 6 de julio. Justo a tiempo para esquivar la siesta que remata cualquier jornada intensiva estival.

 

No lo dejes para después: una secuela está ya en marcha.

Continúa leyendo