Lifestyle -- Cultura

25 películas para ver en San Valentín según tu estado emocional

San Valentín, San Valentín…  ¿Qué me pongo?¿Qué hago?¿A dónde vamos?¿Qué regalo? Múltiples preguntas vagan por muchas cabeza días previos a este día —especial o quizá no tanto— pero sin duda relevante para muchas parejas que disfrutan celebrándolo. 

A menudo no se necesitan grandes planes para disfrutar de un buen día. A veces tan siquiera necesitamos de una buena compañía (que si la tenemos, bienvenida sea, por supuesto). A lo que vamos es que a veces los planes más sencillos a simple vista, luego se convierten en los mejores. Te damos unos pasos sencillos para obtener grandes resultados: posición más cómoda en el sofá, bol de palomitas en mano (o una tarrina de helado en su defecto) y ¡a darle al play! Con compañía o sin ella, como mejor te sientas. Y no sin antes repasar nuestra galería de las mejores películas para ver en San Valentín.

No importa si estás soltera, si te acaban de romper el corazón, si lo has hecho tú, si por el contrario estás enamorada hasta las trancas… No importa siempre y cuando te encuentres plenamente bien. Lo que importa es echarse una risas, llorar o… ¡quién sabe! Hacer ambas cosas a la vez. Por eso hemos hecho una selección de películas para diferentes estados emocionales. Un plan divertido y además de lo más low cost. Si además le añades una buena cena en casa, ya lo bordas.

La galería se compone de películas desde las más clásicas como Orgullo y PrejuicioTitanic a otras más modernas que han ganado terreno en el género romántico como El diario de Noa o 500 días juntos. Aunque casi podríamos decir que estas dos últimas también se han convertido en todo un clásico ya que resulta extraño oír que alguien no las ha visto todavía. No importa cuántas veces las hayamos visto porque nos seguirán emocionando como el primer día.

¡Este San Valentín hazlo diferente! Ahórrate dolores de cabeza pensando en planes alternativos, y disfruta de un día tranquilo, y no por ello, menos estupendo.