Lifestyle -- Cultura

Planes para superar el bajón de septiembre

Summertime, and the livin' is easy.

Fish are jumpin' and the cotton is high.

Oh, your daddy's rich and your ma is good-lookin'.

So hush, little baby, don't you cry.

El bebé de Ella Fitzgerald lloraba en verano, pero nosotras tenemos la lágrima fácil en septiembre. La vida ya no es fácil, los peces no saltan y el estrés se apodera de nuestras vidas. No es sencillo volver a la dura realidad después de las vacaciones, mucho menos cuando todo el que te rodea está en la misma situación y el estado de ánimo generalizado es bastante sombrío. Vuelta al cole y al trabajo, ropa de otoño en los escaparates, un fantástico bronceado trabajado durante tres semanas que desaparece en 72 horas, madrugones, nostalgia de las tardes en el chiringuito… Todo eso tiene un nombre, septiembre, y una consecuencia, el síndrome postvacacional. Pero que no cuenda el pánico, ya has pasado por esto unas cuantas veces, puedes con ello. Hemos pensado en algunas ideas y planes para hacértelo más llevadero. 

Como podrás observar, hemos elaborado un plan de ataque completo contra la monotonía venidera. ¿Cómo? Trayendo lo mejor del estío al medio urbano y tomando nota de los grandes eventos de septiembre. Somos expertos en antiplanes: planazos en días que pueden ser llegar a ser verdaderamente terribles. Acuérdate de nuestras soluciones para escapar de San Valentín, de los libros que te recomendamos para evadirte en Navidad, o cuando te sugerimos disfrutar de una Semana Santa hipster en Sevilla. 

En esta ocasión, hemos decidido que la rentrèe es para introducir buenos hábitos en tu rutina –practicar deporte a diario, seguir yendo a la piscina o la playa– y reciclarse por dentro y por fuera –especializarse en alguna materia interesante, aprender a cocinar (bien), redecorar tu casa–, pero también para ponerse al día –en series y lecturas– y disfrutar de los estrenos y hacer planes como si no hubiera un mañana. Aprovecha que aún tienes energía para escapar a la sierra o a la playa cada fin de semana, sentarte en cada terraza a la vista o ir a bailar al Dcode.

Te garantizamos que, si sigues todas y cada una de nuestras sugerencias, superarás septiembre con matrícula: gozarás de una salud de hierro, un intelecto poderoso, serás un as a los fogones, tendrás una casa de ensueño, seguirás bronceada, estarás a punto de sacarte un nuevo título… Notarás que, a medida que sigas leyendo, quedará más cerca el día al que Fitzgerald se refería en la canción del inicio: aquel en que te levantes cantando, extiendas las alas y toques el cielo. No te vamos a engañar: ese día será el 1 de agosto de 2018, pero con nuestras indicaciones, la espera será menos tediosa. Y no lo olvides: hasta el 22 de septiembre, sigue siendo verano. Hasta que pongas en práctica nuestros planes, puedes agarrarte a eso.