Lifestyle -- Cultura

35 películas de Navidad para reavivar el espíritu festivo

¿Cuántas veces has escuchado sonar el tintineo de unas pequeñas campanas navideñas? Pues tu espíritu navideño se mide por la interpretación que le des a este simple hecho. Bien puede ser el simple sonido de la Navidad o bien puede ser la señal inequívoca de que un ángel ha conseguido sus alas. ¿Te suena la historia? Pues todo de lo debemos al gran cineasta Frank Capra y a una de sus grandes obras ¡Qué bello es vivir!

Casi como si se tratara del inicio de una gran tradición, desde entonces la meca del cine ha ido produciendo en masa filmes navideños consiguiendo enternecer a medio mundo. Desde las  películas que todos consumimos de forma automática cuando las Navidades planean por nuestras vidas hasta esos grandes, algunos en blanco y negro, que hacen que hasta el Grinch de la Navidad se enternezca y cante un villancico. El bazar de las sorpresas, Cita en San Luis, Navidades blancasTú y yo también han tenido su adaptación a nuestros días con más o menos éxito y no nos podíamos olvidar de ellas. 

El ambiente comienza a ser el propicio... Las prisas por conseguir el  regalo perfecto (imposible no recordar a Arnold Schwarzenegger en Un padre en apuros), los familiares a los que hay que visitar aunque no puedas con ellos (como Reese Witherspoon y Vince Vaughn en Como en casa en ningún sitio) y... ¡No nos olvidemos del muérdago! 

El drama y la comedia romántica suelen ser los mejores aliados del cine navideño y por ello en esta selección tan especial no podían faltar grandes como Sandra Bullock, Meg Ryan, Cameron Díaz, Hugh Grant, Jude Law, Kate Winslet... ¡Y la lista continúa!

 Y en estas fechas tan especiales, parte del protagonismo es de los más peques. ¿Recuerdas esas películas que, aunque stuvieran orientadas a los niños, te lograron arrancar alguna lagrimilla? Sí, para ellas también hay hueco. Puede que tú también aprendieras el significado de la Navidad gracias a la adaptación de los teleñecos de Cuento de Navidad. La  gran obra de Charles Dickens fue adaptada al público más exigente en la década de los 90 y con Michael Caine a modo de Scrooge. 

¿Hemos conseguido abrir tu apetito cinéfilo? Pues prepara tu ordenador, televisión, tablet, móvil o cualquier soporte en el que acostumbres a ver cine y entrégate sin reservas al espíritu navideño porque, como decía Hugh Grant al inicios de  Love actually: "la Navidad está en todas partes".