Lifestyle -- Cultura

Ricardo Cavolo: 12 razones para adorar al ilustrador español más internacional

Cuando prácticamente aprendes a gatear en el estudio de pintura de tu padre, muchos planetas deben alinearse para que no afloren tus maneras de artista. Estar rodeado cuadros, pinturas, colores y pinceles  fue lo que ayudó a Ricardo Cavolo a construir en su cabeza el plan que siempre le movió hasta conseguir lo que para él, hoy es un sueño hecho realidad.

De pequeño, se quedó muy impactado al descubrir Las Cuevas de Altamira y otras pinturas rupestres, por lo que decidió darle un toque diferente a las paredes de su habitación. Quizás esta travesura artística prematura hizo a Cavolo sentir el papel demasiado limitado. ¿La solución? Ha sido trasladar sus ilustraciones a prendas de ropa, escenarios de festivales ¡e incluso paredes XXL!

Conocí a Cavolo (sin saber que era él), cuando hace un par de años, vine a Madrid de visita. Estaba descubriendo mis Américas paseando por la calle Fuencarral cuando de repente vi una esquina de la calle llena de colores y formas espectaculares. ¿Quién ha pintado esa maravilla? Me quedé embobada, hice un par de fotos y seguí a lo mío. Cosas de la vida, mi vuelta a Madrid (para quedarme), ha sido lo que ha hecho que me cruce con las ilustraciones por escaparates, libros y escenarios de uno de nuestros artistas más internacionales.

Guerras olvidadas, lastres de la sociedad, historias de las minorías maltraradas… Todo eso (y otras muchas cosas más) se esconden tras los maravillosos y singulares personajes con varios ojos, los corazones  y llamas de fuego  de las ilustraciones de Ricardo Cavolo; el artista que ha logrado cumplir el sueño poder dedicarse a lo que más le gusta, ilustrar.

A menos de un mes de lanzar su propia marca de ropa, hablamos con Ricardo Cavolo, el ilustrador que tiene como misión mostrar la realidad de personas diferentes y hacérnosla llegar como algo precioso y totalmente necesario. Nos ha contado sueños por cumplir, planes que están horneándose, su inspiración… Te contamos las 12 razones por las que lo adorarás (si es que todavía no lo haces), aunque una imagen, sobre todo si es suya, vale más que mil palabras.