Lucas Vidal, el joven madrileño que se mete en tu cabeza cada vez que ves una serie de Netflix

Charlamos con el responsable de que tararees la melodía de 'Élite'. Y la de 'Paradise Hills'. Y la de 'Palmeras en la nieve'. Y la de LaLiga. Y las que quedan por venir.

Lucas Vidal sabe lo que hace. Quiere saberlo. Masca las preguntas antes de responderlas. Para, calla, piensa, elabora, desarrolla. Contesta como si hubiera estudiado. Le sugiere al cámara cerrar la ventana, no se vaya a colar el ruido de una obra próxima, y recuerda que la puerta antes estaba cerrada, cuidado con la continuación de los planos. Está aquí y está allí. 

Ahora está aquí, en España. Se crio en Madrid y, entre pianos, flautas y veranos en Jávea, al norte de Alicante, a los 15 años se montó en un avión para Estados Unidos. Su solicitud para ingresar en un campamento de verano sobre composición musical había sido aceptada. Regresaría, tras los años finales del colegio, para formarse en Música para Cine y Composición. De Boston a Nueva York. La escuela de música, danza y teatro Juilliard extendió su formación. Vidal pasó por las aulas que en las que se habían instruido John Williams, compositor de las bandas sonoras de Cómo robar un millón, Star Wars o Harry Potter, el violonchelista Yo Yo Ma o la actriz Jessica Chastain.

En su álbum de billetes de avión, Los Ángeles ocupa la siguiente página. El trasfondo musical de Fast and furious 6 salió de su boli. A continuación, salió un Emmy. La composición musical que acompañó a la cobertura de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro por parte de la cadena estadounidense ESPN se la mereció.

España tomó el relevo. A su academia nacional también le tocaba la tarea de rellenar la estantería del estudio de Vidal. El reconocimiento fue doble: en 2016, de la gala de los Goya el madrileño se llevó dos galardones con su nombre. Uno, por la banda sonora de Nadie quiere la noche, filme de Isabel Coixet protagonizado por Juliette Binoche. Otro, por el tema principal de Palmeras en la nieve, adaptación de la novela de Luz Gabás

Ahora las series se han metido en su piano. Has oído sus notas. La banda sonora de Élite ha nacido en su estudio. La de Paradise Hills, la película española protagonizada por Emma Roberts en la que un grupo de chicas adolescentes se rebela en la institución que pretende conducirlas hacia la perfección, también. Otras terminan de retocarse. La sintonía de la serie a la que Movistar+ adaptará Dime quién soy, firmada por Julia Navarro, será también obra suya. 

Suyo, suyísimo, será Karma. En su primer álbum, el embajador del Peugeot 3008 y del scooter Peugeot Metropolis combinará música electrónica y elementos orquestales. Y su primer single, Run, ya empieza a sonar. Y tan de maravilla como la actriz María Pedraza bailando en su versión audiovisual. 

Continúa leyendo