Autocines, la alternativa de ocio más segura para disfrutar con tu coche

En período de confinamiento, todos pensamos en planes de 'manta, sofá y peli', pero, ¿y si te digo que existe una opción mejor? Ir al cine, pero sin nadie al lado que te moleste, sin incómodas interrupciones, y con cena incluida. Te contamos todo lo que debes saber antes de visitar un autocine.

Los autocines están más de moda que nunca. Ante los continuos rebrotes por la pandemia del Covid-19, e incluso con los nuevos confinamientos perimetrales, es cada vez más difícil disfrutar de un plan de ocio con total seguridad. Por este motivo, los autocines se han convertido en lugares en donde disfrutar de los últimos estrenos cinematográficos, sin necesidad de bajarte de tu coche, pudiendo reír o llorar con tus amigos o familia sin molestar a nadie de tu alrededor (ni que ellos te molesten), e incluso deleitarte con una jugosa cena... ¡no te podrás resistir! Y aunque hay más de media docena repartida por todo el territorio nacional, en Madrid capital encontrarás el que tiene la pantalla más grande de Europa, con sesiones casi a diario y que abre todo el año.

Desde luego, es una opción de cine muy apasionante, y que puedes disfrutar de películas para todos los gustos -animación, comedia, suspense...- en la mejor compañía. Y más cuando, en los cines convencionales, es casi imposible ir con tu bebé o mascota, aquí todo está permitido. Es más, ¿no eres un amante de los coches, pero te apetecería disfrutar de una sesión de cine al aire libre tanto como al resto? ¡También han pensado en ti! Puedes acceder con tu moto, patinete, bicicleta o incluso a pie y sentarte en una zona de hamacas reservada justo delante de la pantalla.

Antes de ir

Niños disfrutando de una tarde de cine
Foto: depositphotos

Lo primero, y más importante, será adquirir las entradas. Y, aunque, por norma general, los autocines tienen taquilla donde podrás adquirir la entrada, lo mejor será comprarlas con antelación a través de internet. Evitarás llegar y que el aforo ya esté completo e incluso manipular dinero o las entradas en el lugar. ¡Con lo fácil que es tenerla en tu teléfono móvil

A diferencia de los cines convencionales, el recinto del autocine, que suele abrir una o dos horas antes del inicio de la película, no cuenta con plazas numeradas, así que el que primero llega es el que coge las mejores localidades. No obstante, no hay que preocuparse por que un todoterreno pueda tapar tu pequeño utilitario, ya que los propios "acomodadores" del autocine, colocarán los vehículos por orden de llegada, sí, pero dejando las primeras filas para los más bajos y pequeños, y las de atrás para los mayores. Así nadie sale perjudicado. Concretamente, el orden sería: motos, turismos, SUV y pick-ups, por ejemplo. Tampoco te preocupes por las luces de otros vehículos, o incluso por molestar tú, ya que te colocarán una lona con la que podrás encender tu coche sin inconvenientes; tampoco por el tiempo, ya que si llueve no se cancela la película; y menos por si te quedas sin batería, allí te ayudarán a ponerte en marcha de nuevo (siempre te aconsejan encender el coche a la mitad del filme para evitar este contratiempo).

Para escuchar la película bastará con sintonizar la frecuencia FM del propio autocine que te indicarán al llegar. Configura la radio de tu coche y busca la emisora correcta con el dial. Obviamente si la radio de tu coche no funciona o se oye mal, la película se oirá mal. Así que asegúrate antes de ir que funciona perfectamente.

¿Y las palomitas? ¡No te preocupes! En un autocine es igual que en el cine, o incluso mejor. En la gran mayoría tienen foodtrucks o puestos de comida donde encontrarás desde aperitivos hasta una suculenta cena.

Continúa leyendo