Citroën AMI Buggy, un SUV sin carnet

Citroën viste al AMI de todoterreno con esta espectacular preparación estética que lo convierte en el coche sin carnet más llamativo y apetecible del mercado. Disponible únicamente con motor eléctrico por el momento es un prototipo pero que muy bien podría convertirse en realidad.

Hay pocas marcas de coches en el mercado que se atreven a lanzar conceptos tan atrevidos como hace Citroën, primero fue el AMI, un cuadriciclo ligero cien por cien eléctrico, popularmente coche que se puede conducir sin carné, que se encuentra ya a la venta y que se ha convertido en un habitual de áreas residenciales donde los más jóvenes campan a sus anchas

Ahora va un paso más allá y propone esta peculiar versión  SUV, o buggy como ellos la quieren llamar, derivado de el citado cuadriciclo ligero pero con una preparación estética off road de lo más atractiva. Aunque por el momento no es más que un prototipo, dado el éxito del mismo no es descabellado que la marca se decida a ponerlo en fabricación, lo que lo convertiría en uno de los coches sin carnet más exclusivos del momento.

Soluciones muy ingeniosas

En su diseño han primado algunas soluciones funcionales como por ejemplo las puertas han sido sustituidas por unos vanos en los que encajan a la perfección unas  maletas hechas a medida para cargar con nuestro equipaje. Además se ha tenido en cuentas que puede que rodemos por caminos de tierra o pistas, para lo cual contamos con neumáticos de mayor tamaño y que además tiene dibujo offroad.

A lo largo de la carrocería dispone de protecciones metálicas contra piedras o similares, así como con rejillas metálicas que protegen los faros. Mientras, en la zona superior contamos con una baca en la que poder cargar la rueda de repuesto o más equipaje. Tampoco se ha dejado de lado la comodidad, y ahora los asientos son más gruesos, pasando de 35 milímetros de espesor a 70, lo que los hace mucho más mullidos y confortables.

Totalmente eléctrico

Por el momento no hay demasiado información técnica sobre el mismo, pero todo parece indicar que compartirá motor eléctrico con el citado AMI del que deriva. Lo que supone que tendrá un motor de 6 caballos de potencia que le permite alcanzar los 45 kilómetros/hora con una autonomía de unos 75 kilómetros, más que suficiente para los recorridos habituales de este tipo de automóviles. El tiempo de recarga en un enchufe convencional ronda las 2 horas y es precisamente ésta una de sus principales ventajas, que lo podemos recargar en un enchufe normal como el que tenemos en casa sin ningún problema.

Continúa leyendo