Motor

Cupra Born, disponible el eléctrico más gamberro

Cupra ya vende el Born, listo para convencer a muchos para que se pasen a la movilidad eléctrica.

Sorprendió Seat hace poco más de dos años cuando presentó el prototipo el-Born, del que iba a tomar la inspiración su primer coche eléctrico. Destacó por un diseño algo futurista y muy minimalista, una tendencia que se ha confirmado con la llegada del ID. 3 de Volkswagen, cuyo diseño siente un nuevo lenguaje de diseño que han seguido su hermano de plataforma, la MEB, ID. 4. Eran muchos los parecidos entre ambos. Pero entonces llegó Cupra, presentada casi al mismo tiempo que el prototipo eléctrico de la firma de Martorell. Por aquel entonces solo se hablaba del Ateca y del Formentor, todavía también como prototipo. En el Automobile Barcelona 2019 se decía que el-Born sería Seat y que el Formentor, pese a ser el primer Cupra quizás también sería Seat en algún momento. Pues bien, ni el Born, que no el-Born, es Seat, ni el Formentor lo será nunca.

Es lo que tiene la industria del automóvil, que cambia de idea con frecuencia para adaptarse a lo que el mercado demanda. Los fabricantes están sufriendo para rebajar el precio de los coches eléctricos, por lo que un nuevo coche eléctrico, que fácilmente iba a superar los 30.000 euros, quizá no debía ser Seat. Quizá debía adoptar un nuevo enfoque. Una nueva personalidad. Quizá debía pasar a ser Cupra, ofrecer una experiencia de conducción más dinámica, unos materiales más cuidados y así justificar un precio que, finalmente, se ha fijado en los 37.400 euros. Los primeros compradores ya lo tienen y, pese a la crisis de los chips, todo aquel que se quiera hacer con uno, ya puede hacerlo.

Más bonito. Más dinámico

Cupra
Cupra

Así se resume lo que es el Cupra Born en comparación con lo que iba a ser el Seat el-Born. Respecto al prototipo, y también respecto al ID. 3, su primo alemán, tiene un diseño más agresivo, más afilado, más aerodinámico. Mantiene cierto minimalismo, sobre todo en el interior, donde se encuentran menos diferencias. En el exterior es también más elegante, con la inscripción ‘Cupra’ en una división inédita en sus equivalentes MEB entre el paragolpes y el capó. Es ciertamente imponente pese a ser un compacto y además mantiene la versatilidad vista en el ID. 3, con un espacio interior suficiente para cuatro adultos altos, que viajarán con mucha comodidad. Su maletero de 385 litros permite casi cualquier tipo de escapada.

En cuanto a su manejo, Cupra promete que este coche es un Cupra, valga la redundancia, por lo que será más dinámico que el ID. 3 y mucho más de lo que iba a ser de haber sido un Seat. En ese sentido, será más estable, más contundente en la entrega de par, sobre todo en la versión de 231 CV de potencia, y más ágil al tomar las curvas a gran velocidad. Su autonomía podrá incluso superar los 700 kilómetros en carreteras urbanas si la batería elegida es la grande de 77 kWh, aunque está disponible también con otras dos configuraciones, de 45 y 58 kWh y con una potencia más baja, de 150 CV.

También te puede interesar:

Continúa leyendo