Cupra Formentor VZ5, un coche, múltiples personalidades

Como el Extraño Caso del Doctor Jekyll y Mr. Hyde, el Cupra Formentor VZ5 es un coche que esconde múltiples personalidades, pero se pueden controlar.

Ya hemos escrito varias veces sobre el Cupra Formentor VZ5 en esta página, el coche más especial que ha salido nunca de la fábrica de Seat y Cupra en Martorell. A muchos todavía les cuesta encajar su precio, que parte desde los 68.016 euros, porque piensan que un Seat no puede costar tanto. Nada más lejos de la realidad, este vehículo no es un Seat. Casi incluso es demasiado para lo que conocemos como Cupra. Es un coche potente, potentísimo, de hecho el más potente que ha creado la compañía jamás, un vehículo ensamblado con los componentes más refinados, firmados por fabricantes de renombre como Brembo o Akebono, con una carga tecnológica espectacular y con una concepción que varía entre la versatilidad y la deportividad extrema. Sus materiales interiores son además premium. No tiene nada que envidiarle a un Audi, firma de la que no se cuestionaría su precio.

De hecho, el Formentor VZ5 toma el motor de cinco cilindros del RS Q3, aunque Audi ha pedido que se limite a 390 CV, 10 menos que los 400 que tiene el SUV alemán, que por cierto cuesta, con menos equipamiento de serie, casi 12.000 euros más. El piloto catalán Jordi Gené, nos explicó las bondades de este todocamino que, además, ha sido recibido excepcionalmente bien en el mercado por un diseño afilado y radical, características que contrastan con una cierta elegancia.

Como el Dr. Jekyll y Mister Hyde

Cupra
Cupra

Como en El Extraño Caso del Doctor Jekyll y Mister Hyde, el Cupra Formentor tiene varias personalidades. Sin embargo, son más de dos. Este coche es capaz de ser cómodo, ideal para autopista, deportivo, pero sin pasarse, radical y hasta casi violento. Es, además, capaz de sortear los obstáculos de los caminos más alejados del asfalto y de subir hasta pendientes del 70% fuera del firme. Todas estas personalidades, como nos comenta Gené, se pueden manejar, para suerte del conductor, con los modos de conducción.

Gené los probó todos en Motorland, Aragón, uno de los trazados más populares de España. Empezó con el Confort, del que destacó su suavidad y fiabilidad y el gran trabajo del chasis adaptativo para, aun siendo firme, sentirse bastante cómodo. Del Sport alabó “la respuesta del acelerador y el control de la amortiguación”, es el paso intermedio entre el paseo y la explosión de potencia que ofrece el Cupra.

Porque en el Cupra libera todo su potencial. “Se siente inmediatamente la respuesta del acelerador de un modo más firme y una dirección mucho más precisa”. En este modo se puede activar además el contol de lanzamiento, que prepara el coche para acelerar de 0 a 100 en solo 4,2 segundos. Casi nada. Finalmente, exclusivo de esta versión, está el modo Drift, una locura solo apta para expertos que permite jugar con la dirección perdiendo el eje trasero del coche para tomar las curvas con mucho estilo. Es sinónimo de radical.

Todo esto lo redondea el modo Individual, que permite al conductor personalizar su experiencia para elegir la configuración de cada componente según sus gustos, pudiendo por ejemplo endurecer el chasis para una carretera de curvas, pero manteniendo el motor y la transmisión en modo Confort para, simplemente, disfrutar enlazándolas sin pasarse de velocidad.

Continúa leyendo