Descubre todo lo que el Citroën ë-Berlingo puede hacer por ti

El ë-Berlingo es la versión eléctrica de la popular y exitosa furgoneta de Citroën, cuyas características le permiten ser un gran vehículo comercial como un turismo espacioso y cómodo.

La oferta de vehículos eléctricos es cada vez más completa. Las marcas de automoción están lanzando productos que satisfagan todas las necesidades de sus usuarios y así ofrecer una alternativa en cada segmento. No todas lo están haciendo al mismo ritmo, con Toyota y Subaru, por ejemplo, preparando su primer lanzamiento mientras, por ejemplo, Citroën, cuenta ya con una amplia gama electrificada que ya no solo engloba a sus turismos, sino también a sus furgonetas y a su nuevo cuadriciclo AMI, diseñado para que incluso los menores de edad puedan circular por las carreteras urbanas con seguridad y de una forma sostenible.

La gama eléctrica de la firma del doble chevron no se desvía ni un ápice de su lenguaje estético, porque toma como base modelos de combustión, excepto el AMI, desarrollado desde cero y, pese a sus características, que lo hacen un vehículo inédito, dispone de elementos que lo identifican fácilmente. Actualmente, la marca francesa vende cuatro eléctricos y suma también la versión híbrida enchufable del C5 Aircross como vehículo electrificado. Al AMI se le suman el ë-C4, un compacto eléctrico; el ë-SpaceTourer, un comercial de tamaño grande que puede servir tanto como turismo, con hasta nueve plazas y un gran espacio de carga; y, como novedad, el ë-Berlingo, la versión eléctrica procedente de la popular furgoneta.

Estilo, versatilidad y sostenibilidad

citroen
Citroën

Estilo, versatilidad y sostenibilidad son las tres cosas que ofrece, por encima de todo, el Citroën ë-Berlingo. Su diseño es el mismo que el de la tercera generación, la presente en el mercado, con sus finos grupos ópticos en el frontal que salen del doble chevron del centro, sus faros redondeados o los airbumps laterales. Todo son características exclusivas de Citroën. El interior mantiene también el diseño, pero añade un cuadro de instrumentos digital con la información adaptada a la conducción eléctrica, así como un Head-Up Display con lo esencial para circular a la altura de la vista.

Lo único que cambia es, entonces, su mecánica, que abandona la combustión en favor de un motor eléctrico de 136 CV de potencia alimentado por una batería de 50 kWh de capacidad, cifra que se traduce en este caso en una autonomía de 280 kilómetros. La cifra puede parecer corta teniendo en cuenta que el Berlingo es un vehículo comercial. Nada más lejos de la realidad, pues Citroën ha llevado a cabo un estudio en el cual se refleja que el 80% de los usuarios de un Berlingo hacen más de 200 kilómetros al día, siendo la media 40 kilómetros, con lo que esos 280 kilómetros deberían bastar. Además, se puede recargar con tiempos que oscilan entre los 30 minutos para un punto rápido y las 15 horas de un enchufe convencional, pasando por las cinco horas en un cargador wall box de 11 kW.

La versatilidad se la otorgan sus posibilidades, con un espacio de carga enorme para transportar grandes cargas o la posibilidad de montar los asientos Advanced Confort para hacer del Berlingo uno de los vehículos más cómodos de la carretera, quedando en las filas traseras una banqueta de tres asientos, ofreciendo entonces cinco plazas reales para adultos altos. Está disponible desde 36.030 euros.

Continúa leyendo