El Seat León se alza como mejor coche de España

El Seat León gana el premio ABC Coche del Año 2021 por su atractivo diseño, su avanzada tecnología y sus posibilidades mecánicas.

Enfrentarse a la renovación de un vehículo es siempre un reto para las marcas, máxime si la misión es actualizar su superventas, ese coche importante para la estabilidad de la compañía. Seat tuvo que enfrentarse a ese reto el año pasado con el León, que estrenó su cuarta generación con un cambio estético importante y una evolución tecnológica que lo convertía en un vehículo capaz de competir con los mejores en este aspecto. Se podría considerar que la firma de Martorell ha salido airosa de su cometido, manteniendo al León entre los más vendidos y colocándolo en la partida por algunos de los premios más prestigiosos del mundo del motor.

Primero fue el Autobest en diciembre y ahora llega el premio ABC Mejor Coche del Año 2021, el premio más importante del automóvil en España, otorgado por el periódico ABC tras la deliberación los lectores del rotativo y de 34 periodistas especializados, entre ellos José Manuel Jiménez, experto de motor en Marie Claire.

Entre las claves para la elección del nuevo León como mejor coche de España están su diseño y su despliegue tecnológico, así como las infinitas posibilidades mecánicas que ofrece a los compradores. El salto de calidad percibido con esta nueva generación y la mejora de su dinamismo, uno de los puntos fuertes del vehículo, también han sido aspectos valorados por el jurado. “El premio supone una gran satisfacción y orgullo. Además, ha recaído en nuestro modelo súper ventas y todo un icono para nuestra marca, lo que supone una gran noticia y la muestra de la excelente acogida que ha tenido la cuarta generación del León desde su llegada al mercado”, agradece Mikel Palomera, director general de Seat, en un comunicado.

Refinado y avanzado

LEON
Seat

Empezando por el diseño, el nuevo León supuso una revolución, aunque desde Seat se esforzaron en mantener la esencia de un vehículo que gusta a toda clase de conductores. Así, se dibujó un compacto más refinado, con un frontal rediseñado en el que destacan su nueva parrilla y sus grupos ópticos, con tecnología LED, y una trasera totalmente renovada en la que el protagonismo lo toman sus faros, unidos por una franja iluminada que cruza el portón del maletero. De líneas más fluidas, llegó con nuevas llantas y una selección de colores entre los que destacan el Rojo Desire o el Azul Mistery, dos tonos que le sientan como un guante.

En el interior, un espacio casi minimalista basado en las líneas rectas confiaba su practicidad a la digitalización, omitiendo casi todos los controles analógicos en favor de una pantalla central de 10 pulgadas y un cuadro de instrumentos digital de 10,25. Con un sistema de infoentretenimiento nuevo, más avanzado y compatible con las marcas de Smartphones más habituales, y su conexión permanente a Internet, el nuevo León no tiene nada que envidiarle a ciertos vehículos premium.

Por último, los jurados valoraron la capacidad de convertirse en un coche ideal para cada persona, con dos carrocerías, la compacta y la familiar (ST), y una gama mecánica con opciones gasolina, diésel, híbridas enchufables y hasta híbridas de gas. El León superó en la final a grandes propuestas como el Audi Q2, el Ford Kuga, el Honde e, el Hyundai i20, el Kia xCeed o el Opel Corsa, entre otros.

Continúa leyendo