Estoy embarazada: Todo lo que debes saber a la hora de coger el coche

¿Puedo conducir embarazada? Esta es una de las preguntas más habituales durante los primeros meses de gestación. Sí puedes, pero debes seguir ciertas recomendaciones para garantizar tu seguridad y la de tu bebé.

Al contrario de lo que se piensa, no es peligroso conducir embarazada. Ahora que sois dos en uno, la seguridad y las precauciones simplemente deben multiplicarse por dos. Embarazo y conducción son, no obstante, perfectamente compatibles, al menos hasta el tercer trimestre de gestación. Ante cualquier duda, lo mejor es que lo consultes con tu especialista, sabrá aconsejarte de la mejor manera posible para tu caso particular. Pero generalmente, es tan sencillo como adoptar las principales medidas de seguridad para conducir embarazada.
 
 

Regular la posición del asiento y del reposacabezas

El respaldo debe ajustarse de forma que mantenga en posición recta la espalda. La separación mínima entre el abdomen y el volante debería ser de 20 o 25 centímetros. Así lo subrayan desde la marca de coches Toyota, encargados de darnos todos los tips que necesitamos. Asimismo, el cuerpo de una mamá sufre continuos cambios, por lo que deberás ajustar la posición del sillón, del volante y de los espejos tantas veces como sea necesario. Debes convertir tu coche en un espacio seguro y cómodo.

El cinturón

Cinturón de seguridad
Foto: depositphotos

¡Obligatorio ponérselo! Siempre es importante recordarlo, independientemente de cuántos meses estés, pero ¿sabes cómo colocarlo? La clave está en no apoyar nunca las cintas sobre la tripa. En primer lugar, la banda inferior se debe colocar por debajo del abdomen, a la altura de la cadera, ciñendo la pelvis. Después, la banda superior debe colocarse entre los pechos rodeando el abdomen por arriba. También regula la posición del asiento correctamente para viajar más cómoda y segura.

Seguro que llegados a este punto, muchas os preguntaréis si existe un cinturón para embarazadas. Y la respuesta es sí. Desde Toyota indican que se trata de un adaptador que se acopla al cinturón de seguridad para que, en caso de accidente, el feto esté más protegido. Estos cinturones para embarazadas se abrochan "abrazando" tu tripa, por lo que será mucho más cómodo que circular tan solo con el cinturón de seguridad.

¿Puedo conducir sola?

Claro que sí. Al menos hasta el sexto mes de embarazo y siempre recordando, y más si es un viaje largo, que pares cada hora, des un pequeño paseo para estirar las piernas y la espalda; así como que debes comer y beber frecuentemente para mantenerte hidratada. Y a partir del sexto mes, lo mejor es que te hagan de chófer, ¡déjate mimar! Además, recuerda que el airbag va ON. Es decir, los expertos de Toyota detallan que no es peligroso conducir embarazada con el airbag activado, más bien todo lo contrario, en caso de accidente el airbag podría salvarte la vida.

Antes de dar a luz

Pareja a punto de tener un bebé
Foto: depositphotos

¡Qué nervios! Se acerca el momento y aún quedan un montón de decisiones que tomar, por ejemplo, si se necesita cambiar de vehículo o qué silla de coche para niños es mejor. Tranquila, Toyota también nos ayuda con eso. Y es que para viajar en familia no vale cualquier coche: necesitáis un vehículo amplio y versátil dónde meter las maletas y todos sus nuevos juguetes; así como que cuente con un completo sistema de seguridad.

Después de dar a luz

Mamá primeriza
Foto: Toyota

¡Por fin! Tu bebé ya ha llegado y toca volver a la "normalidad". Aunque no se aconseja coger el coche justo después de dar a luz. Lo más recomendable es esperar unas 3 semanas aproximadamente (6 semanas si el parto ha sido por cesárea). Tu cuerpo necesita cierto tiempo después de los 9 meses de gestación. ¡Poco a poco!, consúltalo con tu médico antes de volver a conducir.

Continúa leyendo