Fiat viaja al pasado con el 500X Dolcevita

Fiat evoca esa Italia en expansión y crecimiento de la segunda mitad del siglo XX con las ediciones especiales Dolcevita de su SUV 500X.

El Fiat 500 es uno de los coches más icónicos del mundo. Y es curioso porque la mayoría de los coches más deseados suelen ser derivados de vehículos que han triunfado en competición o coches de marcas campeonas en múltiples disciplinas del motorsport. Sin embargo, hay vehículos que, como el malogrado Beetle de Volkswagen, o el mismo Fiat 500, se convierten en mitos por algo muy distinto, por su diseño. Fiat sabe que tiene un tesoro en este pequeño utilitario, objeto de deseo de muchos conductores nóveles por su estética atemporal, siempre de moda, y por eso lo ha explotado al máximo. Y esto no tiene por qué ser negativo. De hecho, es muy positivo, porque de él han derivado el atractivo 500X y el funcional 500L. Ahora todo el mundo puede tener un 500, sean cuales sean sus necesidades.

Precisamente el Fiat 500X ha sido noticia últimamente por estrenar una nueva versión especial, algo en lo que también destaca con maestría Fiat, la Dolcevita. Este vehículo, derivado del 500, es un todocamino compacto de 4,25 metros de longitud, 1,79 metros de anchura y 1,59 metros de altura. Fiel al lenguaje estético de la familia 500, este coche es más deportivo, más afilado dentro de la suavidad de sus líneas y sus formas redondeadas. Por supuesto, faros redondos y todo el refinamiento que desprende el modelo clásico de Fiat. Su propuesta es menos urbana que la del 500, aunque sigue siendo un coche compacto en sus dimensiones y, por tanto, igualmente apto para circular por las calles de las grandes urbes. Su maletero de 350 litros es suficiente para irse de escapada.

Lujo y distinción

Fiat
Fiat

El Fiat 500X Dolcevita es un vehículo que, con sus nuevos añadidos, busca devolver a sus conductores a los años en los que Italia explotó económica y culturalmente tras las dos Grandes Guerras mundiales que azotaron el mundo en la primera mitad del siglo XX. Fueron tiempos de lujo, de fiestas, de socialización, de paparazzis… Y Fiat, como buena marca italiana, está orgullosa de esa época. Es por eso que llega el 500X Dolcevita, en el que sobre todo destacará el nuevo techo de lona retráctil que se abrirá en apenas 15 segundos para convertirlo en un descapotable. Es un coche distinguido, en todas sus variantes.

El 500X Dolcevita llegará, aplauso de nuevo por el saber hacer de Fiat, en dos variantes, la Yacht Club Capri, en color azul para evocar el lujo de los yates italianos de la segunda mitad del siglo pasado, y la Dolcevita Launch Edition, inspirada principalmente en el período histórico antes citado. A nivel de equipamiento, llegarán en dos acabados, el Connect y el Sport. En el primer caso ofrecerá una pantalla de ocho pulgadas para su sistema de infoentretenimiento compatible con Apple CarPlay y Android Auto, mientras que el segundo se centrará en el apartado estético para aportar más deportividad con llantas negras de 18 pulgadas, un alerón trasero y asientos tapizados en color negro también con el logotipo 500 bordado en tono rojo.

También te puede interesar:

Continúa leyendo