Ford Mustang Mach-E, a la playa sin cargar baterías

Ford confirma que su todocamino eléctrico, el primer de la nueva era de enchufables, es capaz de llegar a la playa desde cualquier capital europea sin tener que parar a recargar su batería.

Los coches eléctricos elevan el confort en marcha a la máxima potencia. La ausencia de motores de combustión, con sus temblores y sonidos, en pos de la suavidad y la eficiencia con la que los eléctricos transmiten su potencia al asfalto convierten a los vehículos enchufables en verdaderas alfombras voladoras. Es como circular sobre raíles. Si además le sumas que hay menos componentes mecánicos y que, por tanto, el mantenimiento se reduce, que el coste de la energía, aunque disparada en España, está por debajo que le carburante y que sus características mejoran su dinamismo y su espacio interior, podríamos concluir que, en caso de tener acceso a un cargador, un eléctrico es ya una gran opción.

Ford lo sabe y por eso lanzó el año pasado el Mustang Mach-E en un arriesgado movimiento mediante el cual decidió darle a su primer eléctrico moderno el nombre y muchas características del que ha sido, sin duda, su coche más icónico, el deportivo americano Mustang. Sin embargo, no es un deportivo, es un SUV con muchas cualidades. Se podría considerar que la apuesta le salió bien a la firma del óvalo, posicionándolo como uno de los eléctricos más deseados del mercado en la actualidad principalmente gracias a su diseño y tecnología y luego gracias a unas cualidades que le sitúan en una posición de ventaja en el mercado, que son sus más de 600 kilómetros de autonomía, su espacio interior y sus distintas versiones de entre 269 y 487 CV de potencia.

Para ir a cualquier parte

Ford
Ford

Literalmente. Y es lo que ha querido demostrar Ford para confirmar que, con el Mustang Mach-E, la ansiedad por la batería debe desaparecer. De hecho, su autonomía bastaría para igualar y superar a muchos coches de gasolina, no ya de alta cilindrada, que suelen rondar los 400 kilómetros o menos, sino algunos vehículos más habituales. Y es que, según dice la firma del óvalo, el Mustang Mach-E es capaz de llegar a la playa desde cualquier capital europea. Puede parecer algo sencillo, pues muchas capitales del continente, véase Londres, París, Roma o incluso Berlín no están excesivamente lejos de la playa, pero la empresa se complica al partir desde Madrid o desde Praga, Budapest o Viena capitales de la República Checa, Hungría y Austria, respectivamente, países sin costa.

Ford ha querido comprobar esta afirmación en todos los países de la Unión Europea y algunos mercados importantes como el Reino Unido o Turquía calculando los kilómetros por carretera que separan todas las ciudades objetivo de la costa. Finalmente, se llegó a la conclusión de que el Mach-E llegaría sin problemas a la playa desde las capitales del Viejo Continente. El viaje más comprometido sería desde Praga. Para llegar a la costa desde la ciudad checa habría que llegar hasta Szczecin, una ciudad al norte de Polonia, trayecto de cerca de 500 kilómetros. Sin embargo, no debería haber ningún problema. Con sus 483 litros de capacidad de maletero, además, el Mustang Mach-E es capaz de alojar el equipaje de todos los ocupantes. El SUV eléctrico de Ford parte desde los 48.533 euros.

Continúa leyendo