Kia anticipa los primeros trazos del nuevo Sportage

La firma surcoreana muestra las líneas generales del diseño del que será el sucesor de su coche más vendido en Europa, el Sportage.

La presentación de un coche debe ser, para los diseñadores e ingenieros que han trabajado en él un momento de gozo, de satisfacción. También se deben despertar en ellos una cierta inquietud, nerviosismo, esperando que el vehículo funcione a nivel comercial. Para ello debe convencer por encima de otros vehículos, sea con un diseño rompedor, con un precio adecuado o sorprendente según su nivel de equipamiento, con un abanico de opciones mecánicas que se adapte a todo tipo de perfiles o por una versatilidad que le permita ser la primera opción de muchos compradores. No hay muchos coches que cumplan con todo, vehículos de la talla del Seat León, el Nissan Qashqai, el Hyundai Tucson o el Renault Clio, todos exitosos en sus respectivos segmentos. Sin duda, el Kia Sportage entra en esta lista.

El SUV medio de la firma surcoreana es el coche más vendido de la marca en Europa. Con 29.295 unidades matriculadas hasta abril es líder destacado de la enseña asiática. En España, hasta el cierre de mayo el Sportage ha convencido a 4.198 compradores, superando por poco a otro superventas de la marca, el Stonic. Es por eso que actualizarlo es un reto al que Kia se enfrenta este año. Sobre los diseñadores e ingenieros que una vez brindaron por el éxito de su creación recae ahora la responsabilidad de crear su sucesor, un vehículo que mejore respecto al actual Sportage, que presente importantes novedades tecnológicas y estéticas, pero cuyo salto no sea tan radical como para hacerle perder la identidad y su atractivo.

Primeros bocetos del nuevo Sportage

Kia
Kia

El Kia Sportage recibirá el honor de ser el primer modelo de la actual gama de la marca que se actualiza bajo la nueva filosofía de la compañía, orientada en convertirse en una empresa proveedora de servicios de movilidad, líder en movilidad eléctrica. Lo que estrenó con el nuevo eléctrico EV6 lo continuará ahora el Sportage.

Pocas novedades se han desvelado todavía, pero Kia ya ha dejado entrever algunos de los detalles que conformarán el nuevo Sportage. Estéticamente, el coche se adaptará al nuevo concepto de diseño “opuestos unidos” adoptado ya por el mencionado EV6. En ese sentido, la marca promete una silueta refinada y elegante, pero también musculosa, con detalles que le otorgarán una presencia imponente. La fluidez será la tónica general, pero aparecerán varias líneas marcadas y angulosas para crear un interesante contraste. Se espera la parrilla ‘tigernose’ más grande vista hasta la fecha, en color negro, copando todo lo ancho del frontal.

Combustión y más tecnología

Kia
Kia

No sabemos aún hasta qué punto integrará Kia la electrificación en el Sportage, que ya contaba con versiones híbridas en su presente generación, pero sí ha prometido “tecnología avanzada de conectividad y motores eficientes y dinámicos”. Habrá que esperar a que se acerque la fecha de su presentación, en julio, para conocer nuevos detalles.

Lo que sí ha trascendido es que el interior incorporará una gran pantalla curva que se extenderá por el salpicadero hasta la consola central que hará las funciones de sistema de infoentretenimiento y cuadro de instrumentos digital. Toda una declaración de intenciones que confirma la importante apuesta de Kia por la tecnología en el nuevo Sportage, que también incluirá nuevos materiales más blandos y de calidad y, según la marca, un “diseño orientado al conductor con mucho carácter, tecnología e innovación”.

Continúa leyendo