Opel Astra, llega la revolución

Opel desvela los primeros detalles estéticos y tecnológicos del nuevo Astra, que supondrá una gran revolución dentro del modelo más popular de la marca alemana.

Uno de los mejores momentos para todos aquellos que disfrutan del mundo del motor es la presentación de la nueva generación de un vehículo. Descubrir un coche nuevo es algo emocionante, pero la actualización de un modelo existente, sobre todo de aquellos coches importantes y exitosos lo es todavía más. Hablamos de modelos como el Seat León, el Ford Focus, el Volkswagen Golf o, en este caso, el Opel Astra. La firma alemana está ultimando los detalles de su nuevo compacto, que ya se encuentra en fase de pruebas de todo tipo, incluidos tests en lugares tan exigentes como el Círculo Polar Ártico, a menos 30 grados de temperatura. Los estándares de la marca son exigentes y el nuevo Astra debe cumplirlos.

Como es habitual, la compañía con sede en Rüsselsheim ha empezado a desvelar los primeros detalles de su compacto, un coche que debe competir con los vehículos antes citados en un segmento difícil pero de mucho volumen. Entre los detalles, además de que será la primera vez que el Astra se electrifica, se han dado a conocer los primeros rasgos estéticos de esta nueva generación, que supondrá una revolución respecto a su predecesor. Y los será tanto como lo fue el nuevo Mokka respecto a su predecesor. De hecho, del pequeño SUV toma muchos elementos, como veremos más adelante.

Diseño renovado

Opel
Opel

El nuevo Opel Astra es uno de esos coches que gustan por un diseño entre lo deportivo y lo elegante, un vehículo práctico por su tamaño, de 4,37 metros de largo, por su maletero, unos más que correctos 422 litros de capacidad y por una habitabilidad muy interesante pese a su segmento compacto. De momento sabemos que será rompedor respecto a lo que ha sido hasta ahora. Delante destacarán los grupos ópticos InelliLuz LED, integrados dentro del Opel Vizor, un concepto de frontal que debutó con el nuevo Mokka.

El Opel Vizor no solo sirve como un mero rasgo estético, ya llamativo por ser un segmento en tono negro que cruza todo el frontal de lado a lado sobre el paragolpes e integra los faros y el nuevo logotipo de Opel, sino que responde a la necesidad de esconder múltiples sensores y cámaras para los sistemas de asistencia a la conducción que incluirá, de serie o como opción. Hablamos del control de crucero adaptativo, del detector de ángulo muerto, de un sistema de conducción semiautónoma de nivel dos o la frenada de emergencia con detección de peatones, entre otros.

El Astra se enchufa

Opel
Opel

En su habitáculo, que también será completamente distinto, la novedad será la introducción del Pure Panel, dos pantallas grandes que se extienden desde el salpicadero hasta la consola central y que sirven para el cuadro de instrumentos, digital y personalizable, y para su sistema operativo, renovado y compatible, por supuesto, con los teléfonos móviles más modernos.

Por último, destacar que el nuevo Opel Astra incluirá versiones electrificadas en su gama. Se desconoce todavía si será 100% eléctrico o híbrido enchufable, aunque todo apunta a que la opción elegida será esta segunda. El compacto seguirá así los pasos del Mokka y del Corsa y significará un nuevo paso en la estrategia eléctrica de la compañía alemana.

Continúa leyendo