OpenR by Reanult, lo último en tecnología a bordo

Renault marca de nuevo tendencia, en este caso de interiores, con el nuevo sistema OpenR, compuesto por dos grandes pantallas de 12 pulgadas una permite manejar la multimedia y la otra sirve de cuadro de instrumentos todo ello con el sistema operativo Android OS, familiar en su manejo y muy rápido.

La multimedia se ha convertido en una de las mayores revoluciones del automóvil desde inicios del presente siglo. La multimedia bien entendida se traduce en un componente indispensable que nos ayuda y hace más segura la conducción, además de contribuir a hacernos más llevadero el viaje. Físicamente esta evolución se ha traducido en pantallas táctiles de gran tamaño, sistemas de navegación, sistemas de reconocimiento vocal cada vez más sofisticados y un sinfín de componentes que pueden llegar a abrumar si no están bien integrados.

Renault es uno de los fabricantes que mejora ha sabido integrarla en los automóviles, como demuestra en el nuevo Mégane E-Tech 100% eléctrico, un sistema denominado OpenR que supone una verdadera revolución porque aúna la estética de su pantalla de cristal de dimensión inédita que se integra perfectamente en el puesto de conducción con el interfaz de funcionamiento Open R Link, que basado en tecnología Android OS y dotado con el motor de funcionamiento Google resulta tan sencillo y familiar de utilizar como nuestro teléfono móvil.

Renault OpenR
Renault

Fluido y sencillo

El resultado salta a la vista, bastan unos pocos segundos de uso para percibir la fluidez de funcionamiento y la sencillez, con una componente super intuitiva de rapidísimo aprendizaje.

Se trata de un sistema que toma como referencia el funcionameinto de un Smartphone, quizá el sistema más completo que ha visto la luz desde que el Buick Rivera marcara un hito hace 35 años al ser el primer coche en integrar una pantalla en su salpicadero.

El salpicadero del nuevo Renault Mégane E-Tech marca una referencia tanto por su diseño como por su funcionalidad y progresivamente se irá adaptando a los futuros lanzamientos de la firma. Se trata de una gran superficie digital con forma de L que integra dos pantallas; una de 12 pulgadas vertical situada en la zona central del salpicadero y otra de 12,3 horizontal que hace las veces de cuadro de instrumentos situada detrás del volante.

Un total de 774 centímetros cuadrados de pantalla digital dignas de un vehículo premium, las mejores y más grandes pantallas que Renault ha integrado en un coche.

Renault Mégane E-Tech
Renault

Gran tamaño

La nueva plataforma electrificada CMF-EV ha sido uno de los grandes responsables, pues ha liberado espacio, como el destinado al climatizador, lo que ha permitido destinar mayor zona a la multimedia, de la misma forma la palanca del cambio y el botón MultiSense ha sido desplazado a la altura del volante para mejorar en funcionalidad.

Pero la digitalización del automóvil no ha supuesto la completa desaparición de los mandos físicos, pues muchas de las funciones de especial importancia cuenta con sistema de manejo tradicional ubicados bajo la pantalla, por el ejemplo la climatización.

La pantalla del equipo multimedia ha sido fabricada por Continental a base de un cristal ultrarresistente denominado Gorilla Glass,  por su puesto cuenta con tratamiento antiarañazo, antirreflejos y antihuellas, lo que ha permitido eliminar la visera de protección que tenía anteriormente para evitar reflejos. Cuenta con un sistema automático que se adapta a la cantidad de luz del entorno para relajar la vista.

El entorno Android conocido por la mayor parte de usuarios de móvil nos permite la descarga de múltiples Apps de uso muy familiar como el Google Maps. La gran pantalla central ha obligado al rediseño conceptual de los aireadores de la climatización y al desarrollo de un nuevo volante cargado de botones pero que a la vez permita ver con nitidez la pantalla del cuadro de instrumentos.

Continúa leyendo