Papeles del coche, ¿qué debo llevar?

Llevar la documentación exigida por la ley puede ahorrarte más de un disgusto en controles policiales. No obstante, no todos saben qué papeles se deben llevar por obligación.

Ya está. Ya lo has hecho. Después de meses recorriendo concesionarios, de tardes leyendo y comparando medios especializados, de buscar exactamente ese coche, con ese color y esas llantas, además del acabado ideal, te has comprado un coche. O puede que una moto si te apasionan las sensaciones que transmiten las dos ruedas. Es un momento feliz y no puedes esperar a subirte, o montarte, arrancar su motor, o encenderlo, podría ser un eléctrico, y lanzarte a la carretera. Bien. Enhorabuena. Pero ahora toca conocer cuáles son nuestras obligaciones como conductor o motorista. ¿Qué papeles debo llevar encima? ¿Es obligatorio el seguro? Algunos pensarán que la respuesta es fácil, pero según AMV, el 60% de los motoristas no saben qué documentación deben llevar encima. La digitalización ha facilitado trámites y hay documentos antes imprescindibles que ahora no hace falta llevar físicamente encima. Te lo contamos todo.

Antes que nada, aunque parece una obviedad, es obligatorio llevar el carnet de conducir. Lo decimos porque dejárselo en casa es una de las multas veraniegas más comunes. Puede estorbarnos si solo arrancaremos motores para recorrer unos pocos kilómetros a la playa o a la piscina, o incluso para ir a la terraza más cercana, pero si tenemos la mala suerte de ser parados y requeridos, su ausencia son 10 euros de multa, 80 si el documento presenta errores en la dirección o el nombre. La sanción sube hasta los 200 euros si se ha caducado y hasta los 500 euros para los motoristas con una moto de alta cilindrada que no lo lleven en perfectas condiciones. Por supuesto, nadie debería conducir sin el permiso de conducir aprobado o si le han retirado el mismo. Además del peligro que supone para el resto de usuarios de la vía, su bolsillo podría enfrentarse a multas de 12 a 24 meses y su persona a penas de prisión de hasta seis meses y a de 31 a 90 días de trabajos en beneficio de la comunidad.

Entonces, ¿hace falta el seguro?

papeles
Agencias

Es una pregunta trampa. Desde luego que se necesita un seguro. Es uno de los primeros trámites a realizar al comprar un vehículo. No obstante no es necesario llevar la póliza en la guantera o bajo el asiento, ya que la policía puede comprobar rápidamente en sus bases de datos si el vehículo está asegurado. El seguro es imprescindible porque las consecuencias de un accidente podrían ser fatales tanto a nivel económico como de salud. En caso de no contratar el seguro la multa sube entre los 601 y los 3.005 euros, y acarrea la inmovilización del vehículo.

Después del seguro, se necesita, nada más recibir el coche, coger ese papelito verdoso y echarlo directamente a la guantera. Te puedes olvidar de él, pero nunca lo saques ahí. Es el permiso de circulación, con todos los datos técnicos del vehículo, que permiten a los cuerpos de seguridad detectar anomalías o, en el caso de los motoristas, saber si su cilindrada se adecúa al permiso de conducir de su piloto. No llevarlo encima, la multa asciende a los 500 euros.

Por último, si tu coche o moto ya tiene cuatro años, o tres en el caso de un ciclomotor, es obligatorio pasar la ITV para seguir circulando. Conviene saber que en caso de resultar desfavorable se tiene un tiempo de prórroga para solventar el problema y volver a llevar nuestro vehículo a la ITV, pero en ningún caso nos podemos ir con él de vacaciones durante este período. No llevarla aprobada comporta una multa de 200 euros. Por cierto, no quitéis la pegatina, por antiestética que sea, pues no llevarla en el parabrisas supone 10 euros de multa, incluso habiendo aprobado la inspección.

Continúa leyendo