Pasos a seguir si sufres un contratiempo en la carretera

Siempre que nos subimos al coche, debemos estar preparados a cruzarnos o tener algún percance, en la mayoría de las ocasiones, situaciones engorrosas por las que nadie desea pasar, pero en las que será fundamental saber cómo actuar correctamente para salir del apuro.

Desde que sacamos nuestro coche de su aparcamiento hasta llegar al destino que hemos elegido ese día, supone muchas horas en carretera, por lo que las posibilidades de que algún percance nos suceda siempre son elevadas. Por mucho que nos creamos buenos conductores, que estemos muy atentos a todo lo que pasa a nuestro alrededor, viajemos por debajo de la máxima velocidad de las vías... nos puede ocurrir desde un simple pinchazo, una avería, hasta un choque con otro vehículo. Y sea cual sea el contratiempo con el que nos encontremos, estaremos ante una situación engorrosa en la que será fundamental saber cómo actuar correctamente para salir del apuro y, sobre todo, evitar consecuencias mayores.

Si, por ejemplo, te ves obligada a parar el coche en la carretera porque has tenido algún tipo de avería, lo primero que deberás hacer es señalizar tu circunstancia de la forma más rápida posible. Mientras no lo hagas, eres un obstáculo para el resto de usuarios de la vía, y puedes sufrir un accidente o incluso un atropello. Para evitar estas situaciones, la startup viguesa Help Flash nos ofrece el paso a paso que debes seguir:

-Apartarse para no estorbar: siempre que sea posible, tienes que detener el coche en el arcén; y en caso de que no hubiera, hay que dejarlo lo más apartado posible en el lado derecho evitando salidas de curvas, cambios de rasante o zonas de escasa visibilidad.

-Accionar las luces de emergencia: si estás parado en autopista o autovía, en condiciones de baja visibilidad o entre la puesta y la salida del sol, además de encender las luces de emergencia, acciona también en marcha las de posición.

-Ponerse el chaleco reflectante: antes de salir del coche tendrás que colocarte el chaleco reflectante, por lo que es importante guardarlo siempre dentro del coche.

-Colocar los triángulos de seguridad: según el artículo 130 del Reglamento General de Circulación (RGC), no es obligatorio utilizar los triángulos de preseñalización si las condiciones de visibilidad o de la circulación lo impiden o no son seguras, pero cuando sí se pueda, la ley obliga a colocar los triángulos alrededor de 80 pasos del vehículo averiado.

-Solicitar ayuda: cuando ya has realizado todos los pasos anteriores, es hora de llamar a asistencia en carretera, tu seguro o incluso a la guardia civil de tráfico si fuese necesario. Es importante identificarse y cuanto más detallada sea la información facilitada, mayor será la probabilidad de que los servicios lleguen lo antes posible.

En caso de accidente, sigue la regla PAS

Accidente con el coche
Foto: depositphotos

En el caso de que te cruces con un accidente, o seas tú el que lo tiene, solo debes conocer una regla: PAS, o más bien, Proteger, Avisar y Socorrer. Y estos son los pasos que debes seguir, tal y como subrayan desde la Dirección General de Tráfico (DGT): proteger tanto el lugar como a ti mismo; avisar a los servicios de emergencia, facilitando cualquier información que pudiera ser relevante para actuar; y socorrer, aunque solo si tienes experiencia. Es decir, no se debe mover a los heridos ni sacarlos del coche, y si es un motorista, no le quites nunca el casco. Finalmente, cabe recordar que todo conductor tiene la obligación de prestar auxilio. De no hacerlo, estarías incurriendo en un delito muy grave, de omisión de socorro, castigado con hasta 4 años de prisión.

Continúa leyendo