Renault MéganE, primeros detalles de un nuevo eléctrico

Renault presentará próximamente el MéganE, una versión 100% eléctrica de uno de sus coches más exitosos en el mercado.

Que algo está cambiando en Renault, y para bien, es un hecho. Desde que llegara Luca de Meo a la dirección del grupo francés, sus tres marcas, también Alpine y Dacia, están trabajando para reposicionarse en el mercado, dejando a Renault el espectro más amplio del mismo, Dacia posicionándose como la mejor opción de bajo coste y Alpine reencontrándose con su esencia deportiva, llegando a la Fórmula 1 y tomando un nuevo papel más inteligente dentro del grupo. El que consiguiera que Seat encadenara cinco años de récord y pensó que Cupra podía ser una marca de éxito quiere ahora dar un enorme salto de calidad con Renault, algo que conseguirá apostando por la electrificación y haciendo que cada coche sea único.

Primero presentó el Renault 5 Prototype, una revisión de su icono de finales del siglo pasado. El que fuera el primer coche de muchos y muchas se convierte ahora en el eléctrico más deseado, que llegará en los próximos años a los concesionarios para convertirse en uno de los eléctricos más asequibles del mercado, ofreciendo autonomías elevadas, mucha tecnología y un diseño que enamora con solo verlo por precios que, en ningún caso, superarán los 25.000 euros. Sin embargo, el nuevo Renault 5 será solo el principio, y además verá como coches tan inteligentes como el utilitario llegan incluso antes. Es el caso, por ejemplo, del MéganE.

Electrificación a la francesa

Renault
Renault

El Renault Mégane es uno de los coches, junto al Clio, más exitosos de Renault. Este compacto ha sido capaz de competir en su complicado segmento con rivales como el Volkswagen Golf, el Seat León, el Toyota Corolla o el Peugeot 308. Era un paso lógico que sirviera también iniciar la transición de la marca hacia la electrificación total. Más allá del Zoe, su primer eléctrico y uno de los líderes del mercado enchufable en Europa, los clientes demandan ahora coches eléctricos más asequibles, tecnológicos y atractivos. El MéganE llegará para satisfacerlos.

Se basará, en términos de diseño, en el Mégane eVision, un prototipo con el que la marca nos quiso enseñar cómo iba a encarar su electrificación. Su silueta se basa en la fluidez, para mejorar su aerodinámica, y busca la deportividad a través de su imponente frontal, sus entradas de aire y su forma cupé, con la línea del techo cayendo hacia la zaga. Es limpio, fluido, pero también cautivador por su deportividad. En el interior, aunque sin cifras concretas, Renault promete habitabilidad y espacio, gracias también a la eliminación de elementos mecánicos.

Aires de SUV

Renault
Renault

Visto desde fuera, puede incluso parecer que estamos ante un SUV. Las primeras imágenes muestran un coche ligeramente más elevado que sus homólogos de combustión, pero el MéganE se seguirá situando en el segmento compacto del mercado. No obstante, esta mayor altura permitirá una mejor visibilidad, así como más versatilidad fuera del asfalto, aunque lo preferirá a los caminos de tierra.

Tecnológicamente vendrá cargado. De eso no hay duda. Hablamos de dos pantallas, que formarán una suerte de ‘L’ invertida, para el cuadro de instrumentos y el sistema de infoentretenimiento, del que no tenemos aún detalles pero seguro que será compatible con los últimos smartphones. Tampoco sabemos qué sistemas de seguridad incorporará, pero lo más probable es que incorpore lo más habitual actualmente en el mercado. Funciones como el control de crucero adaptativo o la frenada de emergencia, hasta incluso un sistema de nivel dos de autonomía.

Continúa leyendo