Seat León TGI y Tarraco eHybrid, los coches 'ECO' con más estilo

El Seat León TGI, híbrido de gas natural comprimido, y el Tarraco eHybrid, híbrido enchufable, son los nuevos añadidos a una de las gamas 'ECO' más completas del mercado.

Lo ‘ ECO’ está de moda. Asumámoslo. Cientos de miles de productos en todo el mundo se valen de esas tres letras para atraer clientes. En el sector de la alimentación, la estrategia es, incluso, osada, pues algunos productos ‘ECO’ de ‘ECO’ no tienen nada. No ocurre eso en el sector del automóvil. Los fabricantes han tenido que trabajar a contrarreloj ante la rápida puesta en vigor de normativas medioambientales que, de no cumplir, se traducen en multas potencialmente milmillonarias.

Sea con eléctricos, híbridos o con soluciones más discutidas como la microhibridación, las marcas han actuado rápido y, entre ellas, Seat ha cumplido con creces pese a las limitaciones que impone el Grupo Volkswagen. La firma de Martorell no tendrá un coche eléctrico hasta, como mínimo, 2025, pero deben cumplir las normativas. Es por eso que ha apostado fuerte por, sobre todo, dos soluciones, la hibridación de gas, una solución poco explotada y muy atractiva, y la hibridación enchufable. Todo, manteniendo la esencia de sus coches, tanto en términos de diseño, como en términos prácticos. Dentro de su gama ‘ECO’, la marca española ha sumado recientemente dos nuevos coches, el León TGI, de gas, y el Tarraco eHybrid, híbrido enchufable.

Seat León TGI

Seat
Seat

El Seat León es de esos coches que llegan a gustar a todo el mundo. Tiene opciones deportivas, opciones elegantes y versiones sencillas a precios populares. Está siempre entre los coches más vendidos en España y, en su nueva generación, a un diseño mucho más fluido pero igualmente agresivo y a una carga tecnológica muy avanzada, de hecho se considera el coche más avanzado de la historia de la marca, se convierte en el coche total. Sigue disponiendo de motores diésel y gasolina y, hace poco, se lanzó desde 33.300 euros, una variante híbrida enchufable. Los radicales disponen del Cupra León con 300 CV de potencia.

La última variante en ser comercializada es el León TGI, que se vale de un motor de gasolina modificado para admitir el uso de gas natural comprimido (GNC), un carburante con un nivel de emisiones mucho más bajo que la gasolina y un precio irrisorio comparado con el carburante más famoso del mundo. La única modificación práctica en esta versión es que pierde un poco de maletero, aunque conserva hasta 480 litros (versión familiar), para montar el depósito de gas. El León TGI sigue teniendo un pequeño depósito de gasolina de emergencia. La única pega es que no se ha apostado lo suficiente por el TGI y hay pocos puntos de repostaje fuera de ciudades como Barcelona, Madrid o Zaragoza. El Ibiza y el Arona también ofrecen versiones TGI.

Seat Tarraco eHybrid

Seat Tarraco
Seat

El Tarraco eHybrid viene para cubrir el papel de coche ‘cero emisiones’. Tener un coche híbrido enchufable es un ejercicio de responsabilidad porque aunque se puede circular en modo 100% eléctrico, el usuario puede optar por no cargarlo y tirar de gasolina, echando a perder todas sus bondades, que son, con la batería cargada, un consumo ínfimo, unas emisiones casi nulas, mejores prestaciones y un mayor confort.

Desde 44.870 euros, el buque insignia de Seat equipa un motor híbrido enchufable de 245 CV de potencia. Pierde algo de maletero, pero conserva 610 litros de capacidad que no se acaban nunca. Espacio para ti, tus amigos o tu familia en un coche tan apto para ciudad como para montaña.

Continúa leyendo