Terminología de la A a la Z para comprender definitivamente los coches electrificados

Esta nueva tecnología ha llegado para quedarse, por lo que conocer y comprender los aspectos más relevantes de un vehículo de estas características, como sus prestaciones, consumos, recarga o autonomía, nos ayudará a familiarizarnos con ella, e incluso a querer adquirir un modelo más sostenible y económico.

Los coches electrificados, híbridos convencionales, híbridos enchufables, híbridos ligeros, cien por cien eléctricos, de pila de hidrógeno... han llegado para quedarse como la mejor opción para un futuro más sostenible y económico. Pero al igual que en nuestros actuales vehículos, de gasolina o diésel, que nos "pitan" reserva, sabemos qué tipo de combustible necesitan e incluso cuando hay que cambiar el aceite o batería; estos modelos cuentan con nuevos sistemas, componentes, funciones y aspectos a los que no estamos familiarizados. Aspectos tan importantes como sus prestaciones, consumos, recarga o autonomía, muy necesarios para poder conducirlos esporádicamente (muchas empresas de coche compartido cuentan con eléctricos en su flota) o incluso si estás pensando en comprar uno. Pero ahora gracias a Peugeot y su "Guía Peugeot del coche electrificado" ya podemos comprender mejor los aspectos básicos de un coche electrificado, una terminología ordenada de la A a la Z:

-Autonomía: Es la distancia que podemos recorrer con la energía acumulada en un vehículo. En la práctica hay múltiples factores que influyen en la autonomía, como la velocidad, la aceleración, la carga, la orografía o incluso la temperatura del ambiente. Los primeros eléctricos generaban el fenómeno denominado Range Anxiety (ansiedad por la autonomía) por su bajo alcance, pero un modelo Peugeot e-208 ya ofrece 340 kilómetros de autonomía, una autonomía que cubre las necesidades semanales de la mayoría de los conductores (según datos del INE, los automovilistas recorren en España una media de 240 km semanales).

-Batería: Es un acumulador de energía eléctrica, que transforma en energía química la electricidad aportada en una carga (o a través del sistema de regeneración de energía), para liberarla más tarde, de nuevo como electricidad. Una batería está compuesta por una combinación de celdas que crean una capacidad de voltaje y corriente específica. La batería es un componente clave en un coche eléctrico, ya que determina la autonomía, la entrega de energía al motor y afecta mucho al peso y al diseño del vehículo.

-Cargador: Puesto de recarga de energía, suministrada desde la red eléctrica, al que se enchufa el vehículo. Los cargadores pueden entregar la energía en corriente alterna, con potencia de entrega baja, o en corriente continua con alta potencia de entrega –"cargador rápido"-. Cuanto mayor potencia tiene el cargador, más rápido recarga la batería del vehículo, pero más preparada tiene que estar la red eléctrica que suministra la energía, la toma de energía del vehículo y las baterías. Concretamente, hay cargadores domésticos que pueden recargar la batería entre 12 y 16 horas, cargadores semirrápidos (diseñados para la vía pública o electrolineras) que puedes colocar en tu casa o garaje y cargar un coche entre 3 y 5 horas; cargadores rápidos que cargan hasta el 80% de la batería de un eléctrico de Peugeot en solo una hora, y también cargadores ultrarrápidos, que llegan a ese 80% en media hora.

Carga Peugeot
Foto: Peugeot

-Ciclos de vida: Número de ciclos de carga y descarga de una batería. El número de ciclos de vida útil va a depender de la calidad de los componentes de la batería y del rendimiento mínimo que necesitamos para el vehículo. Peugeot garantiza sus baterías durante 8 años o 160.000 km para el 70% de la batería, por ejemplo.

-Conector: Es el enchufe que se introduce en la toma del coche. Los cargadores creados para coches eléctricos suelen tener el conector que se acopla al coche incorporado, pero el coche también puede cargarse en tomas de corriente normales (como las de tu casa para enchufar la lavadora o poner a cargar el móvil), para los que se necesita disponer del conector y el cable que conecta el vehículo y la toma.

-Eficiencia energética: Cantidad de energía que se transforma en movimiento efectivo. Un coche eléctrico puede almacenar mucha menos cantidad de energía que uno de combustión, pero también necesita mucha menos energía bruta para moverse porque la transforma de un modo mucho más eficiente. Los motores de gasolina más eficientes del mundo tienen una eficiencia energética de alrededor de un 40%, que aumenta hasta el 45% en los diésel. Es decir, solo transforman en movimiento un 40-45% de la energía que reciben, perdiéndose el resto en la generación de calor. Sin embargo, un motor eléctrico tiene una eficiencia superior al 90%.

-Entrega de par inmediata: Una característica de los motores eléctricos es que son capaces de entregar su par motor máximo prácticamente desde parado. Al contrario que un motor térmico, uno eléctrico no necesita llegar a ciertas revoluciones para entregar la máxima capacidad de empuje al coche. Esto se traduce en una gran sensación de empuje desde parado y en rápidas recuperaciones, con un empuje suave y constante.

-Etiqueta Cero: El distintivo ambiental de la DGT para los coches más sostenibles, que clasifica a aquellos vehículos capaces de recorrer al menos 40 km sin emisiones contaminantes con una sola carga. Todos los modelos eléctricos e híbridos enchufables de Peugeot disfrutan de este distintivo. Además proporciona muchas ventajas: acceso ilimitado a las grandes ciudades, aparcar en SER, acceso libre a los carriles de alta ocupación o disfrutar de descuentos en algunos peajes.

Pegatina Cero de la DGT
Foto: depositphotos

-Kilovatio (kW): Es una magnitud de potencia usada en el mundo del automóvil para definir la potencia de cualquier fuente de potencia (motores, baterías…). En la homologación de vehículos se trabaja con kW, aunque el público está más acostumbrado a tratar con caballos de potencia (CV). 1 kW equivale a 1,36 CV.

-Kilovatios hora (kWh): Clave en los eléctricos. El kilovatio-hora es una unidad de medida de energía que equivale a mil vatios-hora y que refleja la cantidad de energía que puede transferir una batería, ya sea suministrándola al motor o recibiéndola de un cargador. En concreto, el kWh se usa para reflejar la capacidad de la batería del vehículo, así como para calcular el tiempo máximo de recarga, según la potencia de recarga.

-Kilovatios hora cada 100 kilómetros (kWh/100 km): Medida estandarizada para reflejar el consumo de energía de un coche eléctrico, del mismo modo que en uno de combustión se emplean los litros cada 100 kilómetros.

-Modos de conducción: Los modos de conducción afectan a la entrega de potencia al motor y a la frenada regenerativa, pero también a otros sistemas que consumen energía eléctrica, como la climatización. Con diferentes ajustes de sus parámetros, cada modo de conducción programado consigue priorizar el consumo, el rendimiento puro y la forma en la que se entrega la potencia. El Peugeot e-208 ofrece tres modos de conducción, Eco, Normal y Sport, que nos permiten disfrutar de diferentes personalidades y ayudan a sacar el mejor partido posible a su motor y batería.

Modos de conducción
Foto: Peugeot

-Recarga: Acción de cargar las baterías de energía, que puede realizarse a través de un cargador o con el sistema de regeneración de energía. El tiempo de recarga viene determinado por la capacidad de la batería, el nivel de carga de la batería, la capacidad del cargador del coche, la potencia que entrega a cada momento del cargador o la toma de corriente (puede variar), el tipo de conector, el tipo de cable e incluso la temperatura ambiente. Asimismo, existen las estaciones de recarga, un lugar con cargador o cargadores públicos para coches eléctricos. Se empieza a conocer el término "electrolinera", pero "punto de recarga" es el más extendido para describir los espacios con cargadores públicos. Los navegadores y aplicaciones de Peugeot tienen una función que muestra los puntos de recarga cercanos o en la ruta elegida.

Enchufe de recarga
Foto: Peugeot

-Recuperación de energía: Sistema que permite aprovechar la energía cinética producida por el propio movimiento de un vehículo para convertirla en energía eléctrica. Los coches eléctricos e híbridos enchufables de Peugeot incorporan este sistema, que convierte en electricidad para recargar la batería parte de la energía que se libera en la frenada o en retención (al avanzar sin acelerar, por ejemplo, cuesta abajo). Esta conversión se realiza a través de la inversión del motor eléctrico, que se convierte en un generador. Por ejemplo, el modelo Peugeot e-208 dispone de dos modos de frenado y retención, que se seleccionan a través de la palanca de cambios.

-Tarifa de electricidad para coche eléctrico 2.0DHS: Los operadores de red eléctrica ofrecen diferentes tarifas a sus clientes. En el hogar, las tarifas están reguladas por el Real Decreto 216/2014, del 28 de marzo. La más apropiada para recargar un eléctrico es la tarifa con discriminación horaria supervalle (2.0DHS), de noche, rango en el que se produce una reducción considerable del consumo y los precios son más bajos.

Continúa leyendo