Vrai: descubre la firma bio que cambiará (o completará) tu alimentación

Ya te habrás preguntado mil veces ¿Qué estoy comiendo? Y puede que formes parte de la franja de consumidores que tarda media hora en descifrar las etiquetas de cada producto. Si, ya lo sabes, existe otra manera de alimentarse. Apuesta por el cambio.

Vrai

Más que un fenómeno viral o tendencioso, la alimentación biológica gana año tras año terreno en el mercado y en los hábitos de consumo españoles. Las cifras no mienten: España es país de la Unión Europea con la mayor superficie de cultivo ecológico (más de 2.019.000 hectáreas). Se coloca, además, en el top 5 a nivel mundial. Su consolidación es imparable y responde a una necesidad y una concienciación creciente de la sociedad. Un ejemplo acertado de ganadería ecológica es sin duda alguna la empresa Triballat, y su marca líder, Vrai. “Vrai” significa “verdadero” en francés. Todo un símbolo.

Vrai

En un precioso pueblo de Bretaña en Francia, se puede husmear aire fresco y percibir una preocupación real por el medioambiente y nuestra alimentación. Noyal es el principal centro de producción de las 16 marcas de la empresa de productos lácteos Triballat, encabezada por Vrai. La empresa, consciente del peligro contexto en el que nos encontramos actualmente (la contaminación y el consumo excesivo de recursos naturales, por solo nombrar dos) impulsó un modelo de negocio basado en la agricultura ecológica. Yogures, bebidas de soja, postres, quesos y mantequillas son fabricados siguiendo un modelo que apoya a los productores locales y respeta el planeta. Su lema: “Green attitude”. Reducir la contaminación, los residuos y no poner en peligro la biodiversidad.

 ¿Cómo se desarrolló la empresa?

Nacida como una empresa familiar, su expansión en el hexágono fue imparable durante los 30 últimos años. En 1964, los herederos de Olga y Maxime Triballat impulsaron un sistema de explotación de la agricultura respetuoso con el medio ambiente. La empresa fue pionera en la certificación ecológica. La creación de un certificado de calidad así como la redacción de las primeras especificaciones orgánicas de agricultura y la creación de Setrabio (Unión Europea de los Procesadores de Agricultura Orgánica) condujeron a la creación de la etiqueta de certificado AB.

Con la lucha por el cultivo ”limpio”, el respeto a los agricultores y a los animales como bandera, la empresa francesa, que ya cuenta con tres generaciones, llegó a España hace apenas 20 años, para fomentar nuevos hábitos de consumo, y favorecer una alimentación más responsable y saludable. Su producción española se encuentra actualmente en Moratalla, en la comunidad de Murcia.

Con 280 millones de euros volumen de negocio en 2016 y 17 centros de producción, su expansión no debería pararse aquí.

 Pero…¿A qué saben sus productos?

Sus yogures se declinan en más de seis variedades, entre ellas las de limón, vainilla y de frutos rojos. También cuenta con postres de chocolate, quesos de leche de oveja y de cabra (menos habitual), queso fresco batido y auténtica nata fresca de Normandía. Deja tu paladar elegir.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS