Beneficios de darle un descanso a tu móvil estas vacaciones

La adicción al móvil hoy en día no es ninguna novedad, pero... ¿Se está convirtiendo en un problema ver la vida a través de una pantalla?

Adicción al móvil

La adicción al teléfono es un problema creciente. Vivimos la vida a través de una pantalla en feedbacks de Instagram, likes, matches de Tinder y mensajes de WhatsApp, por eso desconectar y centrarte un poco más en ti y en las personas que te rodean es una idea genial. Y el momento perfecto son las vacaciones de verano. Si eres de aquellos afortunados que dejan la ciudad para introducirse en la playa, la piscina o el campo y sus beneficios, probar a desintoxicarte del móvil no será tan complicado. No sugerimos que pierdas el contacto con tus seres queridos o que lo abandones completamente. Sin embargo, las cosas buenas que te aportará dejarlo en un segundo plano son infinitas. Ahora, la excusa de que utilizas el móvil para trabajar no es válida. Si estás de vacaciones, lo más normal es que olvides el trabajo por completo y disfrutes de tu tiempo libre.

Adicción al móvil

Seguro que habrás visto millones de veces a una pareja cenando en un restaurante sin mirarse a los ojos. ¿La razón? Están mirando la pantalla del móvil fijamente. Abandonan la vida real para  adentrarse en la vida virtual lo que hace que con cada minuto que pasa, sean más las personas que están perdiendo las capacidades para relacionarse con otros porque llevan una vida completamente digital.

Si te vas de vacaciones con tu pareja, lo mejor que podéis hacer es dejar el móvil en el hotel y disfrutar de vuestra compañía. Hablad de temas a los que no soláis hacer referencia normalmente o incluso, podéis disfrutar del silencio, que según los expertos es algo bueno que nos ayuda a concentrarnos en el aquí y el ahora. Si estáis en la playa, podéis dejar el móvil en el hotel, así aprovecharéis para descansar, leer, nadar, tomar el sol... y todo sin la necesidad de estar chequeando constantemente las notificaciones. Si por el contrario tus vacaciones son en la ciudad y no te llevas el móvil... no es el fin del mundo. Existen los mapas y podréis preguntar a la gente local de allí, así, socializaréis y la experiencia será más completa.

 

irse a la gama sin el teléfono supone una mejoría en la calidad del sueño, en las relaciones personales, en la concentración y, por supuesto, en el bienestar general –aunque las autoras recomiendan investigar más en el último punto para pode sacar conclusiones más específicas–.

Según un estudio de la Escuela de Psicología de la University of East London solamente el hecho de dejar el teléfono fuera del dormitorio nos hace mucho más felices. Sí, has leído bien. Mirar las redes sociales antes de acostarnos no es la mejor forma de conciliar el sueño. Es más, estudios indican que lo que hace es ponernos nerviosos por lo que una actividad como leer es muchísimo más relajante a la hora de irnos a dormir. Si nos acostamos y dejamos el móvil en un lugar fuera de la habitación, notaremos mejoras en la calidad del sueño, podremos hablar con nuestra pareja y estaremos más concentrados.

Si dejar radicalmente el móvil apartado durante las vacaciones te parece demasiado, siempre puedes silenciarlo y mirarlo de vez en cuando, -nunca de forma continua- ya que sino, no marcará ninguna diferencia. También puedes quitarle los datos al teléfono durante todo el día y mirar los mensajes y las redes sociales por la noche, cuando llegues a casa. Pasarás el día más concentrado en tus actividades, estarás más relajado y volverás a adquirir el hábito de hablar por teléfono si necesitas algo.

Usar el teléfono no es malo, no obstante, nos distrae de la vida real. Y el mundo offline es mucho mejor que el digital. Si recurres a estos trucos durante tus días de descanso notarás la diferencia. Y si los reproduces en tu día a día cuando vuelvas a la rutina te derás cuenta que disfrutar de las pequeñas cosas es mucho mejor en primera persona y no a través del stories de Instagram.

¿Te animas?

insta

CONTINÚA LEYENDO