El hotel Palace de Madrid, la escapada perfecta

Visto en Marie Claire México. Dueño del bar donde Dalí, Federico García Lorca y Luis Buñuel fueran asiduos en sus tiempos estudiantiles y del lobby que sirvió de hospital durante la Guerra Civil Española; hoy se erige como punto de referencia obligado en la historia de Madrid.

El hotel Palace de Madrid, la escapada perfecta

El gran palacio propiedad de los Duques de Medinaceli, hacia 1912 fue convertido, por orden del rey Alfonso XIII, en el hotel más grande y moderno de Europa de su época, siendo el segundo hotel en el mundo con cuarto de baño en todas sus habitaciones y el primero en España con teléfono en todas ellas. El esplendor de la construcción fue tan grande que, dos años después de su apertura, fue nombrado como la mejor construcción de la ciudad y, en 1998, declarado por la Comunidad de Madrid como Bien de Interés Cultural en la categoría de monumento. A lo largo de su historia ha sufrido varias reformas imprescindibles para adaptarse a los nuevos tiempos y dotarle de las innovaciones técnicas necesarias, siendo la última en el 2009, además de restaurar los murales originales del interior con la técnica “trampantojo”, la cual consiste en una pintura que, vista desde un ángulo específico, da la impresión de ser real gracias a la perspectiva con la cual es desarrollada. Con más de cien años de existencia, la construcción ha visto desfilar a grandes personalidades entre sus huéspedes, tales como Pablo Picasso, la doble espía Matahari, Ernest Hemingway, Ava Gardner y, más recientemente, los Duques de Windsor y Bill Clinton, además de haber fungido como uno de los hoteles sede para acoger a los invitados de la boda de los reyes Letizia y Felipe de España. Coloquialmente conocido como El Palace, está ubicado en el Barrio de las Letras, en uno de los vértices del llamado Triángulo del Arte, denominado así por contar con tres de las pinacotecas más importantes del mundo: Museo Thyssen-Bornemisza, Museo del Prado y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Ideal si lo que quieres es caminar, ya que el parque El Retiro y la Puerta de Alcalá se encuentran a pocos minutos de distancia caminando. Las cercanías a estas 185 importantes atracciones permiten tener hermosas vistas de ellas desde las habitaciones,incluida la Fuente de Neptuno; para admirarla solicita una de las habitaciones que están en el frente del hotel, debajo de su anuncio luminoso. La decoración es de estilo clásico y los muebles de madera, conservan las puertas originales de caoba. Toda la tapicería ha recibido el tratamiento ignífugo,es decir, están tratadas para evitar o retardar su desaparición ante una combustión.Desde sus inicios fue concebido no solamente como un hotel para recibir turistas, sino como un elemento fundamental de la vida social en Madrid, un lugar de encuentros donde reunirse, hacer negocios, fiestas y banquetes;incluso Josép Pla, un reconocido periodista de mediados del siglo XX, definió el hall de este histórico edificio como “el microcosmos de la vida española”.Actualmente,después de la apertura del Espacio Palace, cinco nuevas salas multifuncionales para eventos, es el centro de conferencias más grande de un hotel de lujo en la ciudad.Es común entre los lugareños afirmar que, sino conoces el Palace, no conoces Madrid, así que no pierdas la oportunidad de disfrutar de esta increíble joya madrileña cuando visites la capital española.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS