En privado con Nino Redruello

Dirige la cocina de Tatel, el nuevo restaurante madrileño en el que hierven las reservas. La gabinoteca y otras mecas 'foodies' avalan la experiencia de este chef con alma de plusmarquista.

1

"La pasión por la cocina me viene de largo, mi bisabuelo vino de Asturias a Madrid, donde montó una taberna. Mi padre, mi abuelo y mi tío siguieron en este negocio y yo he continuado sus pasos".

"En casa solo cocino los domingos, esos días me gusta hacer arroz o, en verano, barbacoa. El resto de días como y ceno en alguno de nuestros restaurantes y no cocino en casa porque llego un poco saturado".

"Nunca dejo de aprender, por eso tengo un taller de cocina con Patxi (se refiere a Patxi Zumárraga, compañero de Nino en Tatel), y además he apostado por seguir abriendo restaurantes en Madrid. Y continuar con Tatel fuera de España".

"En Tatel queremos exportar una cocina española actual. Se ha apostado por una propuesta que transmita felicidad y alegría y un poco de cachondeo. Es comida tradicional con un toque fresco, pero respetuoso".

"Rafa Nadal, Pau Gasol, Enrique Iglesias y Rudy Fernández son inversores de Tatel, además de haber sido elegidos como embajadores del restaurante en España y en el extranjero. Están muy ilusionados con el proyecto, aunque al vivir casi todos fuera de Madrid no pueden venir mucho".

"Para nuestro gremio es genial que haya programas como Masterchef. Hace que el público se apasione más por la cocina y que nos entienda mejor. Me encuentro con clientes que emplean palabras como 'emulsión' en lugar de 'salsa', y eso antes no pasaba".

"Cocina aparte, me encanta el deporte, me estoy preparando para un triatlón. En concreto para el 'Kilómetro cero', de los más duros del mundo. Como no tengo tiempo para entrenar vengo todos los días en bici al trabajo".

Continúa leyendo...

COMENTARIOS