Pepi de Boissieu y el arte de jugar con comida

Pepi de Boissieu aborda sus proyectos con un ojo puesto en el diseño y otro en el arte, en una fusión perfecta de sabores y estética.

Pepi de Boissieu

Pepi de Boissieu, franco-argentina nacida en Nueva York, lleva viviendo en España cinco años. "Lo que más me gusta de este país es el estilo y la calidad de vida que uno puede tener".

Directora de arte de formación, comenzó a trabajar con Antoni Miralda, uno de los maestros del arte con comida, cuando llegó a Barcelona. "Ahí vi claramente que quería unir la comida y la dirección de arte". Su trabajo (para conocerlo te sugerimos que te des un paseo por su estupenda web, pepideboissieu.com) consiste en inventar y diseñar conceptos a través de la comida, creando experiencias culinarias tanto para marcas (Hermès o Nice Things están entre sus clientes) como para instituciones.

Pintalabios de chocolate para Camper

"Un ejemplo podría ser el proyecto Les Aliments Refusés, que presenté en Matadero Madrid el año pasado dentro del contexto de la exposición Hasta que los leones no tengan historiadores, una muestra del colectivo Declinación Magnética que cuestionaba el colonialismo iberoamericano. Desarrollé una instalación que tenía que ver con los alimentos prohibidos durante la conquista y que hoy conocemos como superfoods: quinoa, chía, amaranto, etc".

Se confiesa adicta a la gastronomía "desde chica" y ha llegado a tener un restaurante en Bahía (Brasil). "Lo que más me gusta de la comida es su aspecto relacional. Nos vinculamos a ella desde lugares que ni nos podríamos llegar a imaginar, todos tenemos una conexión muy fuerte con ella", afirma.

'Banana Party', para la revista Apartamento

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS