A mesa puesta

Las decoradoras Cousi y el chef colmado de estrellas Michelin Diego Guerrero se transmiten mutuamente paz e inspiración.

Mesa Cousi

En la tarjeta de visita de estas dos jóvenes interioristas, Alba Hurlé –formada en la Universidad Complutense de Madrid y el IED– y Alicia Martín –con estudios en L'École de Condé Créasud Bordeaux y la Universidad Politécnica de Madrid– figura la palabra Cousi. Un nombre que viene del inglés cozy (cómodo y acogedor), el leitmotiv de los proyectos que firma esta pareja. Los restaurantes El Paraguas, Ten con Ten, La barra del Mercader o el Mercado de San Ildefonso llevan ya su sello.

Cousi & Guerrero

Para presentar a Diego Guerrero conviene empezar por su restaurante madrileño DSTAgE, un fenómeno desde julio de 2014. Una estrella Michelin, un sol Repsol, dos M de la guía Metrópoli y su lista de espera hablan por sí solos de este chef graduado con matrícula de honor en la Escuela de Zabalburu en Bilbao que logró dos estrellas Michelin para El Club Allard. "La paz y el bienestar que me trasmiten Alba y Alicia y la terraza de su estudio son las mismas sensaciones que trato yo de trasmitir en mi restaurante", dice. Buen comienzo para un extraordinario menú: niguiri de invierno, anguila y ajo blanco, seguido de pichón asado y ahumado en barricas viejas de whisky con salsa de anticucho de ají mochero y quinoa negra suflada. Y un postre de sugerente nombre: La ruta de las especias. "Para la puesta en escena hemos mezclado distintos estilos y temáticas con un resultado elegante y divertido. La delicadeza con la que Diego ultima sus platos es como nuestra forma de trabajar", concluye Hurlé.

Los 'tips'

Detalle mesa

1. Apuesta por un mantel de hilo blanco, una vajilla de loza antigua con una flor de lis en azul y elementos decorativos como los corales de Anmoder o unos originales cactus de porcelana.

2. Utiliza candelabros negros de madera para contrastar y copas de vidrio portugués de color.

3. Mezcla una cubertería tradicional vintage de plata con otras dos con mangos de pasta en azul y blanco, de El almacén de la loza.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS