Un hotel de lujo en París al que siempre se vuelve

El encanto de París se resume en todos y cada uno de los rincones y servicios que brinda esta antigua mansión que mezcla lo mejor del lujo tradicional con el moderno. En todas las habitaciones encontrarás amenidades Hermès y macarrones de bienvenida Ladurée. Visto en el Marie Claire México.

Un hotel de lujo en París al que siempre se vuelve

La capital francesa debe su magia en gran medida a las espectaculares vistas formadas por toda la arquitectura haussmanniana que la conforma. Además de admirarla, ahora puedes vivirla en esta mansión de principios de siglo XIX con sus siete pisos, grandes ventanales y pequeños balcones. En 1909 fue abierta al público como un hotel, con huéspedes habituales como Thomas Jefferson y demás diplomáticos de la época ya que se encontraba muy cerca de las embajadas de Estados Unidos y el Reino Unido. Hoy día se encuentra justo en el corazón de la ciudad, a sólo una cuadra de una de las avenidas más emblemáticas de la ciudad: Champs Elysées. En 2008, el histórico edificio se sometió a una remodelación que duró 18 meses, para dar paso a la increíble mezcla de estilo contemporáneo, chic y elegante rodeada de una atmósfera histórica. Conservan las molduras originales en el techo, las puertas labradas, las repisas de mármol de las chimeneas así como la espectacular cabina de cobre del elevador. La paleta de colores de la decoración tiene como base tonalidades claras en beige con toques de colores brillantes como rosa y verde manzana, otorgándole a este hotel boutique una combinación muy particular. Cuenta, además, con tecnología sustentable de ahorro de energía, agua y la utilización de productos de limpieza amigables con el medio ambiente. Una vez instalada en tu habitación encontrarás en los espacios el ecléctico estilo de la entrada replicado con muebles clásicos tapizados en colores brillantes, creando un interesante contraste con las chimeneas de mármol que se encuentran en cada una de ellas, así como las vastas cortinas que adornan la ventana. Todos los baños cuentan con jacuzzi y, si tienes suerte, te hospedarás en uno de los espacios que poseen una de las cuatro bañeras originales que aún se conservan, la cual podrás disfrutar acompañada de las amenidades Hermès que encontrarás aquí. Para continuar consintiéndote, en el spa te esperan tratamientos de lujo de la mano de Sothys, la marca francesa para spas e institutos de belleza reconocida por su excelencia por más de 60 años. Podrás escoger entre masajes, tratamientos especializados y un sauna muy apegado al original modelo sueco. El excelente servicio por parte de su personal, sus lujosas instalaciones y servicios, le valieronal Champs Elysees Plaza el ser uno de los pocos hotel boutique reconocidos con la condición de cinco estrellas por la agencia de desarrollo turístico francesa Atout France.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS