Viajar en pareja: consejos para sobrevivir

Si queréis volver con la misma cara de felicidad con la que os fuisteis, haced de estos do’s y don’ts de las vacaciones perfectas vuestro nuevo mantra.

Viajar en pareja: consejos para sobrevivir
Fotograma de 'Dos en la carretera'.

Los viajes en pareja son una oportunidad maravillosa para compartir más tiempo juntos pero pueden crear roces también. Ten presente estos consejos para sobrevivir a una escapada de fin de semana o unas largas vacaciones. Volvereis más enamorados y con ganas de preparar la maleta de nuevo.

Lo que hay que hacer

Poner los móviles en estado off. No hay nada mejor para disfrutar en compañía que desconectar de las redes sociales y los likes en Instagram. Marcaos un objetivo y durante unas horas al día activad el modo 'sin conexión'.

¿Compartir gastos? Sí. Invitar a tu pareja está genial (o mejor aún, que te invite ella a ti),pero todos sabemos que en los viajes se gasta más de la cuenta y que lo mejor es que ambos llevéis un control equitativo de vuestro dinero. Evitaréis más de un reproche innecesario cuando el mismo pague tres veces seguidas la cena.

¡Sorpresa, sorpresa! Ya lo habéis organizado todo y solo os queda hacer la maleta. Llévate algún libro susceptible de su interés, un altavoz para poner hilo musical en vuestra habitación o incluso algún juguetito sexual. Sorpréndelo cuando menos se lo espere.

Salir de copas sin perder el tipo. Una cosa es ir al bar de moda a tomar un gin-tonic y otra muy distinta llegar a rastras al hotel… Ya sabemos cómo suele acabar una noche en la que nos hemos sobrepasado con el alcohol: discutiendo hasta la saciedad con nuestra pareja por cualquier nimiedad. Así que ya sabéis: a controlar el codo.

Un poco de cal y un poco de arena. Madrugar para ir al museo y dormir un ratito la siesta (estaís de vacaciones) son dos cosas compatibles. Solo tendréis que dedicarle un poco de tiempo a cada actividad y todos contentos.

Lo que no hay que hacer

Ir a Kazajistán aunque te apetezca cero. Planificar unas vacaciones entre dos puede ser toda una comedura de coco. Si no queréis que uno de vosotros se pase los 10 días con el ceño fruncido, elegid un destino que os atraiga a ambos.

Dejarlo todo en sus manos. Recuerda que el viaje es cosa de dos. ¿Por qué tendría tu pareja que pasarse horas delante del ordenador reservando vuelos y hoteles y tomando todas las decisiones por ti? Al final, pensaráque no estás del todo implicada y que quizás no te apetece tanto el plan como a él.

Cronometrar los días. Marcarse unos ritmos durante las vacaciones es fundamental si queréis aprovechar el tiempo. Pero obsesionarse demasiado con los horarios puede hacer que se os olvide lo más importante: ¡al fin tenéis tiempo para estar juntos y sin obligaciones! Fuera estrés.

Sacar al Godzilla que lleváis dentro. Si incumplisteis el Don’t número 2 es probable que más de una vez te enfurruñes porque el hotel no es demasiado ‘cuqui’ o no contabas con hacer esa escala de cinco horas en mitad de la nada. ¿Lo mejor? Tomárselo con humor. No dejéis que el mínimo contratiempo pueda con vuestro buen rollo.

Por Daniel Mesa

Etiquetas: pareja

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS