¿El mejor plan para San Valentín? Siempre nos quedará París

Irresistible, cautivadora, romántica. La "cuidad del amor" os espera para un día de los enamorados que nunca olvidaréis. En París, todo parece posible...

"Le ciel bleu sur nous peut s’effondrer, Et la terre peut bien s’écrouler…" La poderosa voz de Edith Piaf nos emociona y envuelve, como una caricia, recordándonos inevitablemente esta ciudad tan especial. Sí, apenas unas palabras son necesarias para que se nuble nuestra mirada pensando en París. Novelas, películas, artistas, poetas y soñadores han convertido a esta ciudad, habitualmente considerada como la más bonita del mundo, en una referencia del romanticismo, una envolvente urbe donde sentir ese "je ne sais quoi". Recorrer sus calles, visitar sus monumentos, descubrir su esplendor a la luz del día y su cautivadora vida nocturna es algo mágico y que nunca, absolutamente nunca, deja indiferente. Pocos lugares son capaces de transportarnos de esta manera.

No hace falta recordártelo, queda muy poco para San Valentín. Si aún no tienes planes (aquí te dejamos otras ideas para que puedas elegir la que más se corresponda con vosotros), la capital francesa será vuestra mejor opción para hacer de este 14 de febrero un espectáculo de fuegos artificiales. Por duro que sea un corazón, no se podrá resistir a su encanto. Un recorrido nocturno por el río Sena, un paseo tranquilo por los Campos Elíseos, una visita a los encantadores rincones de Montmartre. ¡Tanto por ver y disfrutar! Hay pocos sitios en París donde no podamos ver a parejas seducidas por los encantos en la ciudad. Por eso, París bien se ha merecido el título de la Ciudad del Amor. Y, si ya de por sí es una ciudad llena de magia que invita al romanticismo, lo será mucho más cuando descubras los planes tan insólitos que te esperan para vivir con tu pareja momentos inolvidables.

Fans de Amélie y de croissant pur beurre, no resistáis al encanto de París. Os dejamos 20 ideas para celebrar la fiesta del amor por todo lo alto, en lugares inesperados y poco conocidos. Si, París alberga maravillas ocultas por lo que callejear siempre os traerá bonitas sorpresas. Plaza, parques, museos pero también restaurantes os abrirán sus puertas, con el sabor parisino único, tan dulce como encantador. A vivir la vie en rose.

Continúa viendo nuestras galerías