Dani García: "Quiero estar más cerca de la gente, quiero dar de comer a un precio asequible"

El chef ha emprendido su gran proyecto: democratizar la alta cocina. Nos explica sus proyectos futuros, con humildad y talento, como siempre.

Apenas 20 días después de recibir el máximo galardón, el chef Dani García anunció lo inesperado: el cierre de la que se puede considerar su obra maestra, Dani García Restaurante. La guía Michelin le concedió sus merecidas tres estrellas, que finalmente abandonará el próximo mes de octubre, dejando paso a un Steak House, llamado Dani García Leña. Este vuelco en la carrera del chef es el culmen de un proceso que ha empezado hace unos años, su democratización de la Alta Cocina. Tal y como lo confirma el artista, autor de cinco restaurantes en la península, ha llegado la hora de cambiar las cosas, y lo conocido: "Este año se solapa mi futuro con mi presente". Se propone en este sentido, con la apertura de un restaurante de otro concepto y su nuevo programa televisivo 'Hacer de comer' en la 1, hacer de la gastronomía un arte mucho más accesible.

"Quiero estar cerca de la gente, dar de comer a un precio asequible, demostrar que otro rollo, que se puede servir por 40 euros. Me queda por crear un concepto de 20", confiesa el chef, quien tiene pensado seguir desarrollando toda su actividad con el paso del tiempo. Como chef, pero también padre, Dani García aboga por el menos es más, con una idea de negocio que daría la prioridad a una gastronomía abierta, que pueda llegar a todos. Recalca aun así que esta decisión ha supuesto una renuncia, pero también cierta decepción. Son muchas las personas que le han pedido que no se fuera. "Me veis como un cocinero, pero soy soy un padre que cocina en casa". Dani García confirma su cercanía, una necesidad natural de estar cerca, abierto a un público más amplio. En este sentido, se propone a través de recetas sencillas ayudar a "la gente que ama la cocina, que tiene los mismos problemas" en su día a día, y quiera a su vez conseguir lo que quizá le parecía imposible.

Probar, averiguar, jugar, experimentar, independientemente de la edad, del sexo y de otros factores: un objetivo sin fallos para el chef marbellí quien rompe todos los estereotipos sobre el mundo de la gastronomía y brilla por una sencillez y humildad envidiables. Así pretende entrar en tu cocina el 3 estrellas Michelin.

CONTINÚA LEYENDO