Sra. Paniculata, las flores eternas

Las flores son un elemento clave en toda celebración. Pero no todas son naturales y crecen en el campo: Sra. Paniculata las crea a mano con papel crepé. Flores que dan un toque único y muy personal a cualquier evento.

Flores sin limites

Para aquellos que sueñan con flores de invierno en verano, para las novias que quieren un ramo eterno, y por supuesto para aquellos amantes de las flores intolerantes al polen, Sra. Paniculata hace posible todo en términos de decoración floral: flores tan realistas que cuesta darse cuenta de que no son naturales. Sara Abella, el alma de estas flores tan especiales, es capaz de imitar a la perfección a la madre naturaleza.

 

Creaciones a medida

La imaginación inagotable de Sara la lleva a diseñar ramos que plasman perfectamente la personalidad, los deseos y el estilo de una novia. El ramo es la estrella de sus creaciones, pero Sra. Paniculata crea también prendidos, ramilletes, tocados, y otros elementos decorativos como centros de mesa o flores gigantes para photocalls. Ramos especiales para el aniversario de las bodas de papel, guirnaldas para una babyshower o las iniciales de unos nombres enmarcadas. Recuerdos eternos de los momentos inolvidables.

Una técnica innovadora en España

Una técnica bien asentada en Estados Unidos desde hace décadas, que hasta hoy en día no había encontrado un modelo igual en España. Sra. Paniculata ha convertido la técnica de la flor de crepé en un arte en nuestro país.

 

Sus flores no tienen límites de calendario ni de geografía. ¿Unos novios amantes de Tahití? Las flores más exóticas reproducidas a la perfección. ¿Buganvillas en pleno Enero? Por supuesto, y en diferentes tamaños. ¿Rosas azules? En todos los tonos que inspira el mar. 

 

Cada pétalo es diseñado, cortado y pegado a mano, con mucho amor y detalle, para flores que duran «frescas» toda la vida.

Sra. Paniculata

+34 654 36 99 08

info@srapaniculata.com

www.srapaniculata.com

Instagram: @sra.paniculata

 

Texto: Miriam Conde

Fotos: Lydia Metral

 

Continúa leyendo