Receta de sandwiches helados

La máxima del 'menos es más' también vale para la cocina. Este postre helado y casero será la guinda de cualquier comida.

Sandwiches helados

Ingredientes 

- 200 ml de leche desnatada 

- 200 ml de nata para montar 

- 80 g de azúcar glas

- 1 vaina de vainilla, abierta

- 4 yemas de huevo

- 3 cucharaditas de agua de rosas

- 100 g de delicias turcas (bocado tipo gominola)

- 16 galletas de jengibre.

Preparación: echa en un cazo la leche, la nata y el azúcar, ralla encima las semillas de la vaina de vainilla, mete después la vaina y deja que se haga a fuego medio removiendo a menudo hasta que se disuelva el azúcar y la leche esté a punto de hervir. Apártalo del fuego y deja que repose 20 minutos.

Mientras tanto, pon en un tazón las yemas de huevo, bátelas, quita la vaina de vainilla de la leche, recaliéntala a fuego lento, añade a los huevos 4 cucharadas de la mezcla, bátelos hasta que queden suaves y luego bate lentamente el resto de la leche caliente con los huevos.

Ahora, echa la mezcla en una cazuela limpia y deja que se haga entre 6 y 8 minutos a fuego medio-bajo (sin que llegue a hervir) removiendo constantemente hasta que la mezcla espese y se adhiera a la parte posterior de una cuchara. Añade el agua de rosas y mete la mezcla en la nevera. Mientras, corta las delicias turcas en trozos pequeños, pero evitando que se toquen porque se pegan. Por último, saca la mezcla de la nevera, añade las delicias turcas y, o bien los pones en una heladera y sigues las instrucciones del fabricante, o bien metes en el congelador en un recipiente resistente no demasiado hondo y cada 2 horas (lo tendrás que hacer tres veces) lo sacas y lo bates para así romper los cristales de hielo que se forman. Una vez que la mezcla esté cremosa, congélala hasta que esté completamente helada.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS