Cheesecake de fresas

Denominado New York Cheesecake, este es el postre más famoso de la Gran Manzana. La combinación de la textura suave y cremosa del queso con el crujiente de la galleta es todo un lujo para el paladar.

75 minutos
/
4 personas
/ Vegana

Ingredientes:

  • 1 paquete de galletas
  • 85 g de mantequilla
  • 900 g de queso crema de untar
  • 200 g de yogur griego
  • 250 g de azúcar zumo de medio limón
  • 3 cuch. soperas de harina
  • 1 cucharadita de esencia o extracto de vainilla
  • 300 g de fresas
  • 1 hoja de gelatina
  • 3 cuch. soperas de azúcar
  • 3 huevos

Elaboración:

1.- Derrite la mantequilla, tritura las galletas hasta conseguir un polvo no y mezcla los ingredientes. Cubre la base del molde con papel de hornear y coloca encima la preparación, presionando bien. Introdúcelo en el congelador.
2.- Bate el queso crema, junto con el azúcar, el yogur, la vainilla, el limón y la harina, hasta conseguir una pasta homogénea. Añade los huevos uno a uno y remueve. Vierte la mezcla encima de la base de galleta y hornéala 10 minutos a 200 ºC. Luego, baja la temperatura a 90 ºC y deja la tarta media hora más. Apaga el horno, deja la puerta cerrada y espera unas horas. Refrigera la tarta durante toda la noche.
3.- Hidrata la gelatina en un vaso de agua fría 5 minutos. Lava las fresas y caliéntalas en un cazo con zumo de limón. Remueve y tritura las fresas con un tenedor. Añade la gelatina, mézclala hasta que se disuelva y déjala enfriar. Repártela encima de la tarta y decórala con fresas naturales.

Continúa leyendo nuestras recetas...